Aunque habrá que esperar hasta 2029 para que Overture despegue con pasajeros a bordo y surque nuestros cielos, el 'hype' se ha extendido tan rápido como viaja este avión supersónico.

Esta semana, American Airlines ha comprado 20 ejemplares del que ya es conocido como el sucesor del Concorde, el gran hito de la ingeniería aeronáutica que revolucionó el mundo de la aviación allá por 1976 por ser capaz de cubrir largos trayectos en muy poco tiempo, como el de Nueva York-París que recorría en tres horas y media.

Los elevados precios de los billetes y el accidente de uno de sus aparatos en el año 2000, hizo que los Concorde tomaran tierra para no volver a despegar jamás en 2003.

Dos décadas más tarde, el mercado ha cambiado de manera radical y ahora prima el "low cost". Sin embargo, 'Boom Supersonic', la empresa creadora de Overture, anuncia que se prepara para competir en este nuevo escenario con estas "aeronaves sostenibles y altamente rentables".