Un extraño fenómeno ha llamado la atención de los científicos de la estación antártica ucraniana 'Academic Vernadsky', en la isla de Galindez, al norte de la Antártida: el hielo que cubre toda la zona ha aparecido teñido de color rojo sangre, según ha publicado el Ministerio de Educación y Ciencia de Ucrania en su perfil de Facebook.

Pero ¿por qué aparece este color? A través de un hilo de Twitter, Mar Gómez, doctora en física, ha explicado las razones. Tal y como ha detallado, el color rojizo de la nieve se debe a la floración de unas algas llamadas 'Chlamydomonas nivalis', que contienen caroteno rojo: actúan como filtro solar para proteger a las algas de las radiaciones ultravioletas.

 

Estas algas sobreviven a los climas fríos permaneciendo "dormidas". Sin embargo, cuando aumentan las temperaturas, las algas "despiertan" y se expanden rápidamente. "Al ocupar parte de esta nieve de un color que no es el blanco, se reduce esa capacidad de reflejar la radiación solar al exterior y puede contribuir a un aumento del cambio climático", explica la doctora Gómez.

De este modo, cuanto más calor absorben las algas, más rápido se derrite el hielo y así las algas se extienden de forma más rápida. Esto provoca un ciclo que hace que el calentamiento global aumente. Este fenómeno, bautizado por los ucranianos como "mermelada de fresa", es preocupante, ya que supone un claro indicio de que las temperaturas del mar están aumentando más de habitual. Sin embargo, aún se desconoce qué posibles efectos negativos puede llegar a tener en la Antártida.