Sí, los conductores de Amazon, en ocasiones, se ven obligados a orinar en botellas de plástico durante sus repartos. La propia compañía de comercio online ha reconocido este hecho después de publicar un tuit en el que ironizaban precisamente sobre esta problemática.

"No creerás realmente lo de orinar en botellas, ¿verdad? Si eso fuera cierto, nadie trabajaría con nosotros", respondió la compañía al congresista demócrata de Estados Unidos Mark Pocan, que les hizo la siguiente crítica: "Pagar a los trabajadores 15 dólares por hora no te convierte en un 'lugar de trabajo progresista' cuando revientas los sindicatos y haces que tus trabajadores orinen en botellas de agua".

Tras este cruce de comentarios, Amazon publicó una nota en la que reconocen que su tuit fue "incorrecto". "Nos metimos un gol en propia puerta, no estamos contentos con ello y debemos una disculpa a Pocan", recoge el comunicado.

"Sabemos que los conductores pueden tener problemas para encontrar baños debido al tráfico o, a veces, a las rutas rurales, y este ha sido especialmente el caso durante la pandemia, cuando se han cerrado muchos baños públicos", prosiguen, añadiendo que están "buscando soluciones".

 

Por último, la compañía recoge numerosos enlaces a noticias acerca de este tema, junto con mensajes de personas que relatan sus propias experiencias. "Todos los conductores lo hacen. Mi padre era conductor de camiones y siempre decía: 'No bebas el zumo de manzana'. Lo hacen todos los transportistas (al menos los hombres)", afirma el usuario Mike Dancy.