El Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe) ha alertado sobre el descubrimiento de una campaña de envío de correos electrónicos fraudulentos que tratan de suplantar al servicio de Correos con la intención de realizar acciones de 'phishing'.

Según ha informado el Incibe, el correo tiene como asunto "RE: Envío número 1-ES196 **** 726 !". Desde el Incibe recuerdan que si recibes este correo en tu bandeja de entrada, la recomendación es no abrirlo y marcarlo como spam o correo no deseado para que los servidores de correo lo filtren.

En el cuerpo del mensaje, el ciberdelicuente avisa de que no se ha podido realizar a tiempo una entrega debido a que la dirección indicada era errónea y se solicita el pago de 1’40 € para reprogramar una nueva cita para realizar la entrega. Además, se da un plazo para realizar el pago, el cual se debe realizar a través de un enlace con el mensaje: "COMPLETE MI DIRECCIÓN DE ENTREGA".

Una vez ha pinchado en el enlace, se redirige al usuario a una página web falsa en un intento de 'phishing', y que nada tiene que ver con el servicio legítimo de Correos, para hacerse con su información bancaria.

 

El Incibe señala que el correo recibido el asunto y el remitente pueden variar, aunque el "modus operandi" siempre es similar. Recuerda que el remitente no es Correos, ni ningún dominio relacionado con ellos y que además presenta una redacción con algún fallo sintáctico y de ortografía. Al clicar en el enlace indicado (“COMPLETE MI DIRECCIÓN DE ENTREGA”), se solicita el pago de 1,60€ (diferente al importe inicial de 1,40€ que si indica en el correo).

El instituto recuerda que como en cualquier otro caso de phishing, es necesario extremar las precauciones y recomienda a las empresas avisar a sus empleados para que estén alerta de los correos que reciban de origen sospechoso, especialmente si contienen archivos adjuntos o, como en este caso, enlaces externos a páginas de inicio de sesión.

En caso de que se haya realizado el pago, el órgano recomienda contactar con la entidad bancaria en cuestión para informarles de la situación y recopilar todas las pruebas posibles como capturas de pantalla, e-mail, mensajes, etc. y contactar con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (FCSE) para presentar una denuncia.