El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha puesto en conocimiento de los ciudadanos uno de los últimos timos que están dándose en nuestro país, esta vez a través de la aplicación Bizum.

El timo es el siguiente. Una máquina habla a la persona que intentan estafar haciéndose pasar por un sanitario, un trabajador de una empresa o un técnico. Esa máquina establece una conversación automática en la que intenta captar nuestra atención con un primer mensaje alarmante. A las pocas respuestas, nos empieza a pedir los datos personales.

Dependiendo de la persona, la conversación puede cambiar, abriendo un abanico más amplio para llevar a cabo la estafa. En el último caso alertado por la Guardia Civil, esa máquina se hace pasar por un trabajador de la Seguridad Social.

Ese falso trabajador nos dice que, a través de Bizum, nos va a dar una retribución en forma de ayuda que hemos recibido. Nada más lejos de la realidad. Lo que nos llega a nuestro teléfono es una notificación para que, en caso de aceptarla, mandemos nosotros dinero al estafador. Es lo que se conoce como 'vishing'.

 

“Recordad: cualquier gestión con la Seguridad Social o cualquier otro organismo de la Administración Pública ha de hacerse siempre a través de páginas oficiales”, afirma el Ministerio a través de sus redes sociales.

Se trata de una estafa por la que nos podrían llegar a robar hasta 300 euros.