El histórico apagón de WhatsApp, Facebook e Instagram ha llegado en un momento muy delicado para la compañía de Mark Zuckerberg: la exempleada que ha ido filtrando las contradicciones de la compañía ha hablado en televisión y ha detallado cómo el algoritmo de la red social fomenta la confrontación y los discursos de odio.

"Había conflictos de interés entre lo que era bueno para el público y lo que era bueno para Facebook y Facebook una y otra vez eligió optimizar su propio interés, como ganar más dinero". Es una de las acusaciones que ha lanzado Frances Haugen en el programa '60 Minutes', tras filtrar a la prensa informes internos de Facebook que demuestran, entre otras cosas, que la compañía tiene constancia de que Instagram es perjudicial para las adolescentes.

'The Wall Street Journal' publicó una serie de artículos elaborados a partir de esa documentación, de la que ahora Haugen se ha desvelado como fuente, en una entrevista en la que ha llegado a afirmar que "la versión de Facebook que se usa hoy está rompiendo nuestras sociedades y causando violencia étnica alrededor del mundo".

Esta ingeniera informática de 37 años, que empezó a trabajar en la compañía en 2019 y la abandonó el pasado mes de mayo, revela en dicha entrevista que no confiaba en que Facebook quisiera "invertir lo que hay que invertir para evitar que Facebook sea peligroso".

Según explica, el algoritmo de la plataforma optimiza el contenido que consigue más interacciones y reacciones, pero las propias investigaciones realizadas por la compañía muestran que el con el "contenido de odio, divisivo y polarizador es más fácil inspirar a las personas a enfadarse que a otras emociones". "Facebook gana más dinero cuando tú consumes más contenido, y mientras [los usuarios] estén expuestos a más rabia, más interactúan y más consumen", ha precisado.

"Facebook se ha dado cuenta de que si cambian el algoritmo para que sea más seguro, la gente pasará menos tiempo en la página, harán click en menos anuncios y ganarán menos dineros", asevera Haugen, que acusa a la compañía de priorizar su crecimiento sobre la seguridad: "Facebook ha demostrado una y otra vez que elige el beneficio sobre la seguridad", afirma la exempleada, que sostiene que la popular red social "paga por sus beneficios con nuestra seguridad".

Una falta de seguridad que se hizo patente tras las elecciones de 2020, ganadas por Joe Biden, cuando Facebook fue utlizada por los organizadores del asalto al Capitolio de Estados Unidos. Fue entonces cuando Haugen decidió hacerse con documentos internos de la compañía en los que se demostraba que la red social había decidido no actuar ante problemas de los que tenía constancia.

La empresa, por su parte, lo niega todo, mientras su exempleada declara este mismo martes sobre la red en el Congreso estadounidense. No obstante, desde que empezaron esas filtraciones en el 'WSJ', Facebook ha caído un 15% en bolsa y Zuckerberg, ha visto descender su patrimonio en unos 20.000 millones, según Bloomberg.