Si hace apenas cuatro días era Facebook quien sufría una filtración masiva, hoy le ha tocado a la red social LinkedIn. Esta mañana se ha conocido que cerca de 500 millones de archivos relativos a datos de usuarios de la red han sido compartidos a un foro de hackers para su posterior venta.

El autor del hilo del foro ha ofrecido como prueba los datos de 2 millones de usuarios. Por ellos pide cerca de dos dólares en créditos del foro; por el total, un precio de cuatro cifras.

El portal Cybernews ha detallado qué información se ha compartido. Por ejemplo, en ese archivo de datos figuran los nombres de los usuarios, su correo electrónico, el teléfono móvil, el género, títulos profesionales o links a otras redes sociales de los usuarios. Al menos no hay datos como los bancarios.

El equipo de la página ha concretado que se trata de información procedente de la plataforma pero no conocen si se trata de información actualizada de los perfiles de usuarios o si proceden de brechas sufridas en el pasado.

Los usuarios deberán también estar pendientes a sus correos: podrían recibir cadenas de e-mails con estafas en el cuerpo o también ‘phising’ (hacerse pasar por una persona o portal de confianza).