El mes pasado fue el abril con las temperaturas más altas en la superficie de los océanos del planeta desde que hay registros, que datan desde 1880, según la agencia estadounidense NOAA (Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, en sus siglas en inglés) en su último informe climatológico mensual.

El informe de la NOAA indica que la temperatura de la superficie oceánica superó en 0,83ºC la media del siglo XX, que es de 16,0ºC; ello supone rebasar en 0,02ºC el anterior valor más alto en abril, concretamente el de 2016. Esa anomalía fue, junto con las de septiembre de 2015, febrero de 2016 y julio de 2019, la séptima mensual más elevada en la temperatura del océano en 1.684 meses de registro histórico.

 

Los ocho abriles más calurosos en los océanos se han producido desde 2010. En cuanto a la temperatura de la superficie terrestre, excedió en 1,66ºC el promedio del siglo XX, que es de 8,1ºC; se trata del segundo valor más alto de abril, sólo por detrás del de 2016.

En conjunto, el pasado abril resultó ser el segundo más caluroso en toda la superficie de la Tierra desde 1880, con 1,06ºC más que la media del siglo XX, que es de 13,7ºC; sólo abril de 2016 resultó ser más cálido (1,13ºC más).

Los ocho abriles más cálidos jamás registrados han llegado desde 2010, y los de 2016 y 2010 fueron los únicos con una anomalía térmica positiva superior a 1ºC. La de abril de 2020 es, junto con la de diciembre de 2019, la undécima anomalía más alta en la serie histórica de 1.684 meses.

El de 2020 fue el 44º abril consecutivo y el 424º mes seguido con temperaturas superiores al promedio del siglo XX.

Zonas más calurosas

Las temperaturas más cálidas de lo normal estuvieron presentes en gran parte de la superficie mundial. Donde hizo más calor de lo habitual fue en gran parte del norte de Asia (4,0ºC por encima del promedio), así como el oeste de Australia, Europa central, el Golfo de México, los mares de Labrador y de Bering, y partes del Pacífico norte y sur, y de la Antártida (2,0ºC más).

Como ha apuntado el científico sueco especializado en cambio climático Robert Rohde, "si 2020 termina como un nuevo año récord en temperaturas, que podría ser, uno de los componente más importantes para ello habrá sido el comienzo increíblemente cálido del año que está teniendo Asia".

 

Por el contrario, el frío estuvo presente en gran parte de Canadá y el este de Estados Unidos (-2,0ºC). En abril hubo récords de temperaturas superficiales en partes del Atlántico, México, el Golfo de México, el norte de América del Sur, África, el norte de Asia y partes del Índico y del Pacífico occidental.

En general, un 6,87% de la superficie de la Tierra tuvo temperaturas récord en abril, lo que supone el cuarto porcentaje más alto para ese mes, sólo por detrás de los de 2016 (14,5%), 2010 (9,7%) y 1998 (7,9%).

En ninguna parte del planeta hubo récords de frío. Desde el punto de vista regional, el mes pasado fue el abril más cálido de la serie histórica en la región del Caribe y el Golfo de México (1,11ºC y 1,71ºC más, respectivamente) y estuvo entre los seis abriles más calurosos en América del Sur, África, Asia y Oceanía desde 1910.

Respecto a algunos países, este abril resultó ser el tercero más caluroso en Francia (3,0ºC más de lo normal teniendo en cuenta como periodo de referencia el comprendido entre 1981 y 2010); el quinto en Australia (1,64ºC más), Bahréin (2,0ºC más) y Reino Unido (1,7 más), y el séptimo en España (1,4 más).

Primer cuatrimestre

Por otro lado, la temperatura media de la superficie terrestre y de los océanos del planeta durante el primer cuatrimestre de este año fue la segunda más alta en los 141 años de registro histórico.

La temperatura promedio combinada tanto en tierra como en mar entre enero y abril de 2020 se elevó en 1,14ºC sobre la media del siglo XX, que es de 12,6ºC, con lo que se quedó 0,07ºC por debajo del récord de 2016 y fue el segundo más elevado desde 1880.

Según los Centros Nacionales de Información Ambiental (NCEI, por sus siglas en inglés), es "prácticamente seguro" que 2020 acabará siendo uno de los cuatro años más cálidos jamás registrados.

En el cuatrimestre inicial de este año hizo más calor de lo normal en gran parte del mundo, sobre todo en el norte de Asia y en gran parte de Europa central y oriental, donde las temperaturas fueron 3,0ºC superiores a las habituales. Por el contrario, hubo condiciones más frías en Australia y el oeste de Canadá, donde los termómetros marcaron hasta 1,5ºC menos de lo que es costumbre.