Este miércoles, 26 de mayo, aparecerá en el cielo de todo el mundo la luna más grande y luminosa de lo que llevamos de año: la Superluna de las flores. Esta no será la más grande de los últimos años, pero sí la que brille más. Lo que le convierte en un fenómeno astronómico único.

Además de esta Superluna, también se dará el primer eclipse total de Luna del año que será visible desde todos los puntos de América, Pacífico, Oceanía y Asia, por lo que no aparecerá en el cielo español.

Ante la llegada de estos dos fenómenos, la aerolínea australiana Qantas decidió fletar un vuelo para que todo el que quisiera pudiese observarlo de cerca, a 12.000 metros de altura. Los billetes ya se han agotado y los viajeros podrán disfrutar de la Superluna y el eclipse durante varias horas desde el aire.

Pero los usuarios de este servicio no solo podrán disfrutar de este fenómeno, sino que también contarán a bordo con un experto astrónomo de la Organización de Investigación Científica e Industrial del Commonwealth (CSIRO) que irá explicando todo lo que ocurre.

Según explican en la web, la aeronave es un B787 Dreamliner "con grandes ventanales" para apreciar bien todo lo que aparece en el exterior. "Está garantizado que se superará la cubierta de nubes para ver la Superluna", apuntan al respecto. La empresa también pondrá a disposición de los clientes alimentos y bebidas, una bolsa de regalo y un certificado conmemorativo.

Los que hayan adquirido alguno de los billetes que se pusieron a la venta podrán disfrutar de un cóctel previo al vuelo a las 17:30 horas en Australia y el avión despegará a las 19:30. Desde entonces, y hasta las 22:15 horas, la aeronave permanecerá en el aire para que los pasajeros observen la Superluna de las flores y el eclipse.

Qué es y dónde ver la Superluna

El término Superluna o luna de las flores es el nombre que recibe la tradicional luna llena de mayo y fue acuñado en 1979 por el astrólogo Richard Nolle. Originariamente, la palabra proviene de una expresión que utilizaban los primeros nativos americanos (concretamente los pueblos algonquinos) para nombrar este fenómeno, según recoge la 'BBC'. La acuñaron así por ser visible en la época en la que las plantas suelen florecer.

Este fenómeno sucede cuando la órbita de la luna, que está en su fase llena, está más cerca de la Tierra, concretamente a 363.000 kilómetros, un fenómeno conocido como perigeo. Esto es debido a que la órbita de la luna no es perfectamente circular, sino elíptica, y el satélite no siempre se encuentra a la misma distancia de nuestro planeta. Por ello, cuando una luna llena aparece en el perigeo puede lucir hasta un 30% más brillante y un 14% más grande, según la NASA.

Esta superluna será visible el próximo miércoles 26 de mayo desde todos los puntos del planeta. En nuestro país, el momento exacto en que la luna alcance su fase llena será a las 13:13 hora peninsular, según data la web Time and Date, pero tendremos que esperar a la noche para poder apreciarla.

La Superluna podrá observarse en todo el mundo, pero el eclipse solo en algunos continentes

No obstante, esta superluna no será la más grande de los últimos años. El 14 de noviembre de 2016 tuvo lugar la superluna más cercana hasta la fecha y para volver a ver un fenómeno similar deberemos esperar al 25 de noviembre de 2034.

Para poder observar este fenómeno astronómico bastará con esperar a que se haga de noche y buscar un sitio oscuro, alejado de las luces de la ciudad. Si te es imposible ver esta superluna, no te preocupes: el próximo mes de junio tendrá lugar nuevamente un acontecimiento similar, la llamada Superluna de fresa.

En cuanto al eclipse lunar total, será visible cerca de la puesta de la luna en el oeste continental de Estados Unidos y Canadá, todo México, la mayor parte de Centroamérica y Ecuador, el oeste de Perú y el sur de Chile y Argentina. A lo largo de la Cuenca del Pacífico Asiático, el eclipse total será visible justo después de la salida de la luna.

El eclipse parcial, que tiene lugar a medida que la Luna entra y sale de la sombra de la Tierra, será visible desde el este de Estados Unidos y Canadá justo antes de que la Luna se ponga por la mañana, y desde India, Nepal, el oeste de China, Mongolia y el este. Rusia justo después de la salida de la Luna por la noche.