Lewis Hamilton es uno de los deportistas más activos en la lucha antirracista. Tras la muerte de George Floyd a manos de un policía en Estados Unidos las protestas se han extendido por muchos rincones del mundo... y el piloto ha participado activamente. Y no sólo en redes sociales.

El pasado domingo se pudo ver al británico en la manifestación de Hyde Park. Y él mismo publicó algunas imágenes portando una pancarta con el lema 'Black Lives Matter'. "Caminando hacia Hyde Park en esta protesta pacífica. Muy orgulloso de haber visto en persona a tanta gente de todas las razas apoyando este movimiento", escribió.

Pues bien, esta participación de Hamilton en este movimiento ha provocado críticas en el partido del Brexit del Reino Unido. Su líder, Nigel Farage, ha atacado duramente al piloto a través de Twitter, asegurando que "cobra 40 millones al año de Mercedes", un equipo que "logró beneficios de la esclavitud".

"Como dijo Richard Littlejohn, Lewis Hamilton ha aplaudido el derribo de estatuas y pide retirar todos los 'símbolos racistas' de todo el mundo. A él le paga 40 millones de libras al año Mercedes, una marca que logró amplios beneficios por la esclavitud. ¿Acabará alguna vez la hipocresía ignorante?", aseguró Farage.

 

Críticas a la Fórmula 1

Hamilton se ha expresado en las últimas semanas en contra de la "no reacción" de la Fórmula 1, al que calificó como "un mundo dominado por los blancos". "Permanecen en silencio en medio de la injusticia", llegó a afirmar. Sin embargo, muchos de los protagonistas del 'Gran Circo' sí han lanzado mensajes contra el racismo.

Uno de ellos fue el español Carlos Sainz, que lanzó este mensaje en redes: "Estos problemas que estamos resolviendo hoy en 2020 nos hacen pensar que hemos retrocedido en el tiempo sin importar el sufrimiento y las lágrimas de nuestros antepasados. Es una locura pensar lo que sigue pasando ahora mismo, todos tenemos la misma sangre".