Hace unas semanas saltaba la noticia: las nuevas actualizaciones del popular sistema de mapas de Google, la aplicación para smartphone Google Maps, compartirían datos por primera vez con la red social Waze, propiedad también de Google. Waze es una de las redes de aviso de elementos de tráfico más populares del mundo, y la unión de ésta con uno de los servicios de mapas más usado sólo podía traer cosas buenas.