Centímetros Cúbicos » Videos

El calor en un coche, demostrado en vídeo

El vídeo que te demostrará por qué un coche negro se calienta más que uno blanco

Los coches pintados de colores oscuros son mucho más cálidos, y éste vídeo te lo va a demostrar visualmente

Toyota Corolla

Toyota Toyota Corolla

Publicidad

La ciencia nos permite conocer, con todo lujo de detalles, algunas curiosidades que hacen de nuestro coche un vehículo tan especial. Y es que aunque parezca un detalle nimio, elementos como la pintura pueden influir en algunos aspectos de la vida diaria de nuestro coche, sobre todo si vivimos en ambientes con temperaturas extremas. Mucho se ha hablado de los colores de los coches, ya que algunos cuentan con peor visibilidad que otros, o bien son más difíciles de reparar en caso de accidente, más caros de asegurar...pero, ¿cuánta verdad hay entre los que afirman que un coche oscuro se calienta más al sol que uno con colores claros?

La respuesta la encontramos en este vídeo colgado en Youtube por el canal de divulgación MikeCarsInfo, donde, con ayuda de una cámara térmica, se ha analizado la temperatura de la carrocería de varios vehículos exactamente iguales entre sí (en este caso Toyota Highlander, un SUV que la marca japonesa no comercializa en Europa pero que sí es un éxito en mercados como el americano) que están pintados con colores muy diferentes.

 

El primer test lo encontramos al comparar una carrocería negra con otra pintada de color blanco. Las diferencias son espectaculares: el capó del coche pintado de color blanco se encuentra a una temperatura de 112ºF, equivalentes a 44ºC, mientras que el capó del mismo coche pintado de color negro alcanza los 160ºF, es decir, 77ºC. Existe una diferencia de 33ºC a favor del coche blanco.

Ambos son colores extremos en la gama cromática, por lo que la misma comparación se ha hecho también utilizando los mismos coches pintados de diferentes tonos de gris, uno muy oscuro, cuyo capó ha alcanzando los 146ºF (63ºC), y otro de un color plateado más claro, cuyo capó ha alcanzando los 130ºF (54ºC). Podemos ver, por tanto, cómo los colores influyen claramente en la cantidad de calor que un coche absorbe cuando se estaciona al sol, calor que posteriormente se refleja al habitáculo y hace trabajar más o menos al sistema de climatización. ¡Muy interesante!

Publicidad