Al igual que ha sucedido en muchas actividades de nuestra sociedad, la pandemia del Covid-19 implica cambios a la hora de sacarnos el carnet de conducir, tanto en las pruebas teóricas como en las prácticas.

Los exámenes del carné de conducir se reanudarán en España en aquellas regiones que hayan pasado a Fase 2 de la desescalada. En primer lugar se aceptarán las solicitudes de renovación de licencias para, poco a poco, ir aceptando todo tipo de solicitudes.

Así se llevarán a cabo a partir de ahora tanto la prueba teórica como la práctica. VER VIDEO.

Además, las autoescuelas deben garantizar que sus vehículos han sido desinfectados antes de la realización de las pruebas.

Te puede interesar: Cambios propuestos por el Gobierno para la formación de transportistas

El ministerio de Fomento ha publicado recientemente el Real Decreto que regulará la cualificación inicial y formación continua de los transportistas. La nueva normativa, que afecta a gran parte de la reglamentación anterior, recogida en el Real Decreto 1032/2007, sirve para adaptar la legislación española a la Directiva europea aprobada en 2018 al respecto de esta materia.

El proyecto de Real Decreto conlleva una serie de modificaciones, que se resumen de la siguiente manera:

  • 1. Teleformación. Con la nueva regulación, parte del contenido podrá impartirse a distancia. En concreto, hasta 28 horas para la Formación Inicial Ordinaria y 14 para la acelerada.
  • 2. Nuevas exenciones con respecto al Certificado de Aptitud Profesional (CAP). No será necesaria para el transporte privado complementario, traslado de autobuses por mantenimiento, transporte humanitario y para vehículos de autoescuela y centros CAP siempre que no realicen transporte.
  • 3 CAP Formación continúa. Se introducirán aspectos claves en contenidos como la seguridad en carretera, salud y seguridad en el trabajo y la reducción del impacto medioambiental en la conducción. Además, se incorporará una nueva formación práctica, que permitirá simuladores de alto nivel, así como itinerarios formativos a medida, de un total de 35 horas.
  • 4. CAP Inicial. En el caso de esta modalidad del curso, también hay novedades. La posesión previa del certificado profesional de conductor de camión o autobús eximirá a quienes la tengan de realizar el curso (no el examen). La exención será total para quien tenga el título de FP Técnico en Conducción de Vehículos de Transporte por Carretera. Además, se pondrán en marcha itinerarios formativos a medida de hasta 280 horas.
  • 5. Aula móvil. La formación podrá realizarse en aulas móviles siempre que cumplan requisitos de equipamiento e instalaciones.
  • 6. Contro biométrico. Las empresas CAP deberán tener un sistema de control de acceso biométrico digital, de forma que se facilite el control de asistencia.
  • 7. Recuperación de puntos. Los cursos del CAP permitirán recuperar hasta seis puntos, frente a los cuatro de la normativa anterior, aunque la DGT nunca llegó a autorizar esta opción.
  • 8. Polivalencia de cursos. Se permitirá la convalidación de carga horaria del CAP en caso de haber recibido formación en transporte de mercancías peligrosas, de animales o en sensibilización en discapacidad.
  • 9. Reconocimiento nacional de docentes. Con las anteriores normativas, eran las Comunidades Autónomas quienes realizaban este reconocimiento y solo era válido en dicho territorio. Ahora, tendrá validez en todo el país.
  • 10. Concurrencia a exámenes donde decida el alumno. Este podrá decidir dónde hace el examen, ya que hasta ahora era imperativo hacerlo en la provincia de residencia.

Los principales cambios para adquirir el CAP en el futuro | Academia del Transportista

Ante estos cambios, las respuestas no se han hecho esperar. La Academia del Transportista (AT), la mayor red de centros de Formación Profesional especializada en Transporte, Logística y Seguridad Vial, reclama cambios más profundos. En primer lugar, reclaman una mayor conciliación de la vida familiar al realizar la formación continua, ya que requiere sacrificar varios fines de semana. AT también pide que la enseñanza de los cursos se base en la calidad del docente y de los materiales didácticos a emplear, así como la inclusión de los aspectos básicos de las normas ISO, UNE y EN que afecten al transporte y la defensa de los Sistemas de Transporte Inteligente y del desarrollo tecnológico.

Por último, las peticiones de la Academia del Transportista también demandan un aumento de las convocatorias anuales del examen, que se sitúan actualmente en 6, y el cambio del examen hacia una modalidad digital. Además, insta al ministerio de Fomento que tenga un contacto fluido con las empresas CAP para trasladarle información relevante respecto al transporte y la logística.