Toyota ha comenzado el mes de octubre con la presentación de diversas novedades, gracias a la celebración del Salón de Tokyo, que abre sus puertas del 24 de octubre al 4 de noviembre. Primero fue el e-Palette, un transporte eléctrico y automatizado destinado a los atletas de los JJOO, seguido del prototipo de la segunda generación del Mirai y, ahora, ha sido el turno del LQ, un concept que se caracteriza por su conexión con el conductor.

De hecho, en este prototipo no es noticia su tren motriz (eléctrico) ni su autonomía (alrededor de 300 kilómetros) sino la tecnología que incorpora. Toyota define al LQ como “el modelo que quiere construir un vínculo emocional con su conductor”. Para ello, el fabricante nipón ha integrado en el concept inteligencia artificial mediante un agente a bordo denominado Yui, que ofrece una experiencia de conducción personalizada.

Toyota LQ | Toyota

Este agente es capaz de detectar el estado emocional y la atención de la persona al volante. La IA puede interactuar con el conductor mediante comunicaciones de voz, modificar la iluminación del vehículo, el aire acondicionado, la fragancia del habitáculo, reproducir música, informar del tiempo, o realizar funciones en el asiento para aumentar la atención y reducir el estrés del conductor.

Este último punto es una novedad, ya que ningún modelo incorpora este sistema. Los asientos del LQ cuentan con múltiples aperturas y un sistema de aire acondicionado integrado encargado de ayudar al piloto a mantenerse despierto o relajado, en función de la situación. Si el sistema detecta al conductor casando, infla el respaldo para mantener una postura erguida y dirige el aire frío. Si, por el contrario, permite relajarse a la persona, el asiento se inflará y contraerá gradualmente para estimular la respiración abdominal.

En la producción de este prototipo, Toyota ha colaborado con diversas empresas. Por ejemplo, integra un sistema automatizado de aparcamiento desarrollado con Panasonic. Este sistema se encarga de buscar espacios de estacionamiento por sí solo, asignando el más cercano. Para lograrlo, el vehículo identifica la posición gracias a las cámaras, sonar y radares que equipa.

Toyota LQ | Toyota