Centímetros Cúbicos » Supercoches

Su sistema de alerón trasero es quizás el más peculiar visto hasta ahora.

¿Es el Zenvo TSR-S el superdeportivo con aerodinámica activa más loco del mundo?

Tener un deportivo de casi 1.200 CV de potencia no sólo exige tener buenas manos para mantenerlo sobre la pista, sino también una gran cantidad de trucos técnicos como los que esconde el Zenvo TSR-S.

¿Es el Zenvo TSR-S el superdeportivo con aerodinámica activa más loco del mundo?

Centímetros Cúbicos ¿Es el Zenvo TSR-S el superdeportivo con aerodinámica activa más loco del mundo?

Publicidad

Spoilers traseros que se despliegan a partir de 120 km/h, pantallas que además de carga aerodinámica también sirven como aerofreno o en los casos más extremos, alerones con DRS incorporado (Drag Reduction System) que permite reducir la resistencia del paquete aero al paso del aire y por tanto sacar el máximo partido del motor en las rectas. Durante los últimos años hemos visto cómo especialmente los fabricantes de deportivos han prestado incluso más atención en este tipo de sistemas que en la década pasada, por ejemplo, contaban con él la primera 'santa trinidad' formada por Mercedes SLR McLaren, Porsche Carrera GT y Enzo Ferrari.

En Weissach, Maranello y Woking se ha seguido trabajando en estos aspectos durante los últimos años, especialmente debido a que la llegada de la tecnología híbrida ha elevado hasta límites insospechables las cifras de potencia total. Sin embargo, ninguno de ellos ha llegado hasta el punto del Zenvo TSR-S y su maravilloso alerón trasero. El fabricante danés ha apostado por un peculiar sistema con el que pretende asegurarse de que el conductor de su superdeportivo cuenta en todo momento con el máximo de carga aerodinámico, algo que implica también a la hora de tomar las curvas.

En un movimiento pendular gracias a su anclaje de doble pilar central, el alerón trasero del Zenvo es empujado por un sistema de dos pistones que lo lleva a adaptar su ángulo en función del giro del volante, asegurándose por tanto de que la aerodinámica trabaja prácticamente en todo momento, incluido tras la frenada y a la hora de encarar la curva. No sólo puede adaptar su inclinación en un ángulo, sino que su anclaje también le permite rotar de forma longitudinal, lo que permite que además haga las veces de aerofreno.

Sus movimientos, casi hipnóticos y que, sin duda, han llamado la atención a todos aquellos que han rodado tras él en circuito, son especialmente importantes para pegar al suelo este Zenvo TSR-S que puede generar una potencia de 1.177 CV de potencia gracias a su motor V8 de 5.8 litros con dos sobrealimentadores centrífugos. Las prestaciones no dejan lugar a duda, estamos frente a un deportivo que hace el 0 a 100 km/h en sólo 2,8 segundos, además de una de las aerodinámicas activas más exóticas vistas durante los últimos años, sólo superada por Concepts tan peculiares como el HSR II de Mitsubishi que vio la luz a finales de la década de los ochenta.

 

Publicidad