Centímetros Cúbicos » Supercoches

Para viajar como un marqués

Revivimos alguna de las pruebas más especiales de CC: la del Bentley Flying Spur

Revivimos con vosotros algunas de las pruebas más especiales de Centímetros Cúbicos. Esta vez le toca al Bentley Flying Spur.

Publicidad

A lo largo de todos estos años hemos podido probar coches de todo tipo. Por eso, para celebrar nuestra décima temporada de Centímetros Cúbicos, hemos revivido con todos vosotros la prueba del Bentley Flying Spur, una berlina deportiva de lujo acompañada de un acabado Mulliner.

Son nada menos que 625 CV los que hay bajo el capó, que llegan a las ruedas a través de un sistema de tracción total. Y, aunque en un coche así pueda parecer que no importa mucho, el consumo es más bajo gracias a la nueva caja de cambios automática de ocho marchas, cuyo funcionamiento es suave como la seda.

Además, en el Flying Spur, Bentley ha puesto especial cuidado en hacer un coche que mime a los pasajeros, con una suspensión más cómoda, que reduce la altura automáticamente a medida que ganamos velocidad.

La carrocería, con su inconfundible aspecto, ha mejorado la rigidez, de manera que se reduce el ruido y las vibraciones que llegan al habitáculo, el cual está hecho, en su mayor parte, a mano, casi a medida a petición de cada afortunado propietario, pero que no renuncia a elementos de alta tecnología.

Tiene un motor de 12 cilindros en W con doble turbo y origen Volkswagen, al igual que el sistema de tracción total, que modifica el reparto de la fuerza del motor sin que el conductor o los pasajeros se den cuenta. Porque, por muy inglés que sea Bentley, su corazón es completamente alemán.

El Flying Spur es un coche para viajar como un marqués, con un silencio de marcha impresionante pero que también se disfruta al volante como pocos.

Vuelve a ver los programas completos de Centímetros Cúbicos en Atresplayer

Publicidad