Centímetros Cúbicos » Supercoches

La curiosa obra de "arte" que McLaren está haciendo llegar a sus mejores clientes

¿Por qué algunos clientes de McLaren están recibiendo esta extraña escultura?

McLaren ya calienta motores con respecto a su futuro gran lanzamiento, el conocido como BP23, y para ello nada mejor que crear algo de expectación con un regalo muy especial

McLaren BP23

McLaren McLaren BP23

Publicidad

David Clavero | Madrid
| 17.04.2018 11:03

Los clientes de McLaren que ya hayan reservado su unidad del nuevo McLaren BP23 se están encontrando con un curioso regalo en forma de escultura. El fabricante británico ha decidido regalar a los 106 clientes de su nuevo hiperdeportivo una escultura que adelanta cómo será el diseño del habitáculo de su nuevo y flamante coche. Sin duda un detalle que los 106 afortunados valorarán, y mucho, de cara a hacer más llevadera la espera hasta que el McLaren BP23 vea la luz en los próximos meses.

McLaren ha confirmado que cada una de las esculturas ha llevado más de 100 horas de trabajo artesanal, con 30 horas de pulido a mano para una pieza que mide 400 mm de largo por 205 mm de ancho y 80 mm de alto y que tiene un peso de 3.6 kilogramos. Como ya habréis podido adivinar se trata de un adelanto de cómo será el habitáculo triplaza del nuevo BP23, un guiño al McLaren F1 y su particular puesto de conducción con asiento central para el piloto. Otro de los guiños al legendario deportivo de McLaren es también la tirada de esta serie limitada, con sólo 106 unidades en la escultura y debidamente numeradas, para cumplir el mismo número de unidades que fueron fabricadas del primer F1.

McLaren BP23 | McLaren

Los detalles en tanto al proyecto BP23 son aún escasos, pero hablamos del coche más deportivo que haya fabricado McLaren, con una potencia de más de 1.000 CV y recuperando la esencia de Hiper GT que en su día acuñó el McLaren F1. La idea de McLaren es muy clara en este sentido, fabricando un coche que permita disputar una carrera como las 24 Horas de Le Mans y poder regresar conduciéndolo hasta el garaje de casa.

Publicidad