Mercedes todavía no ha dicho adiós a los motores de doce cilindros, aunque sea algo que se ha llegado a oír y leer en alguna ocasión. Es cierto, eso sí, que la marca alemana ha comenzado a prescindir de ellos gradualmente y que ya ha dejado de ofrecerlo en la versión más potente de AMG, después de que lo despidieran con una edición especial del S 65 denominada Final Edition.

El CEO de Daimler, Ola Källenius, ha confirmado en el Salón de Guangzhou que el V12 no está muerto, dejando entrever que la nueva generación del Clase S tendrá al menos una versión motorizada por un propulsor de estas características. Lo que se desconoce es si utilizará el bloque M279 de 6,0 litros actual con algún tipo de modificación o si incluso montará uno de nuevo desarrollo.

Mercedes Clase S | DAIMLER

Falta por saber también hasta qué punto el V12 tendrá presencia en la gama, aunque es evidente que estará limitado a las versiones más caras y exclusivas de la berlina de representación. Descartado en el AMG, es de suponer que sólo se podrá encontrar en la lujosa versión S 600 de Maybach y quizá, como ahora, en el S 600 Guard blindado.

El directivo del conglomerado alemán ha asegurado también que, al contrario de la berlina, el Mercedes-Maybach GLS presentado hace unos días no contará con el V12 bajó su capó. Por lo tanto, el SUV más lujoso de la marca de la estrella se conformará con el 4.0 V8 biturbo como tope de gama, y no parece que vaya a haber nada más por encima del GLS 600 de 558 CV con el logo de la doble M.