Aunque no hace mucho que conocemos el Porsche 911 Turbo S y todavía no ha llegado a los concesionarios, la marca alemana va ampliando las opciones que pone a disposición de sus clientes para equipar al Turbo más potente de la historia. A las modificaciones del departamento Porsche Exclusive Manufaktur se unen ahora dos paquetes más: el Lightweight y el Sport.

Antes de meternos de lleno en los detalles de ambos, es necesario refrescar la información para saber desde dónde partimos. El Porsche 911 Turbo S es un deportivo con un motor bóxer de 3.8 litros con una potencia de 650 CV y un par máximo de 800 Nm. Un bloque que está asociado a un cambio PDK de 8 velocidades, tiene tracción y dirección a las cuatro ruedas, cuenta con aerodinámica activa y está disponible en dos versiones: coupé y cabrio.

Porsche 911 Turbo S | Porsche

Un Turbo más ligero

El paquete Lightweight sólo estará disponible para la primera de las dos. Se trata de una serie de complementos de los que ya disfrutan el GT2 y el GT3 y cuyo objetivo no es otro que hacer que el Porsche 911 Turbo S adelgace. No en vano, con él pierde unos 30 kilos de peso innecesario.

Para lograr esta rebaja, la marca alemana incluye un sistema de suspensión deportiva PASM y un escape deportivo con solo dos salidas ovales en lugar de cuatro, cristal trasero más ligero, techo de fibra de carbono, asientos con estructura del mismo material, elimina la banqueta trasera y, además, se deshace de los elementos aislantes.

Porsche 911 Turbo S | Porsche

Elementos estéticos

El paquete Sport, por su parte, lleva la firma del departamento Porsche Exclusive Manufaktur y podrá añadirse tanto a la versión coupé como a la cabrio. Incluye el paquete SportDesign y su kit aerodinámico, a ellos suma una serie de elementos que no mejora ni aumenta el rendimiento o las prestaciones. Su misión es añadir más exclusividad al Porsche 911 Turbo S.

Sus novedades estéticas, por tanto, están formadas por un nuevo y pequeño alerón delantero, otro trasero de fibra de carbono vista con aletines laterales, grupos ópticas oscurecidos, techo de fibra de carbono (sólo en la versión coupé, claro), llantas específicas y diferentes elementos en negro brillante.