Centímetros Cúbicos » Supercoches

Potencia y eficiencia en los nuevos Mercedes AMG 53 Clase E y CLS, que ya admiten pedidos

Los nuevos Mercedes AMG 53 llegan al mercado, con la tecnología EQ Boost y la 'hibridación suave' como apuesta

Los nuevos Mercedes-AMG 53 (435CV), el Clase E y el CLS, ya admiten pedidos en el mercado español. La gran apuesta es su equipación con una red de abordo de 48 V que sirve de base para una propulsión híbrida, además de su alternador arrancador EQ Boost.

Mercedes-AMG 53 Cabrio

Mercedes-AMG 53 Cabrio Agencias

Publicidad

Mercedes-AMG ya admite pedidos para el mercado español de sus nuevos modelos 53, disponibles en el Clase E (Berlina, Estate, Cabrio y Coupé) y el CLS, que cuentan con la novedosa tecnología Mild-Hybrid (hibridación suave), al incorporar sistemas eléctricos de 48 voltios en lugar de las tradicionales redes de abordo de 12 voltios, que sirve de base para una propulsión híbrida.

El nuevo motor de los AMG 53, 'electrificado' con 3,0 litros de cilindrada, sobrealimentación doble y seis cilindros en línea, desarrolla 435 CV y pone a disposición un par máximo de 520 Nm. Su alternador arrancador EQ Boost puede entregar hasta 16 kW de potencia y 250 Nm de par adicionales, y se encarga además de alimentar la red de a bordo de 48 voltios.

Mercedes-AMG 53 Coupé
Mercedes-AMG 53 Coupé | Agencias

El compresor adicional eléctrico recibe asistencia del citado EQ Boost durante la puesta en marcha, y alcanza sin retardo una presión de sobrealimentación elevada que hace aumentar con rapidez el par motor al acelerar, antes de que entre en acción el turbocompresor de gran volumen accionado por los gases de escape. Gracias a esta intervención escalonada, el motor de 3,0 litros reacciona con una espontaneidad extrema y asegura una respuesta de gran dinamismo sin caída en la sobrealimentación. Otra ventaja es la suavidad de marcha del motor de seis cilindros en línea.

La red de a bordo de 48 voltios aumenta la capacidad de los acumuladores eléctricos instalados en el vehículo. Es decir, es posible poner a disposición más energía eléctrica, por ejemplo, para implementar funciones innovadoras. De ahí que pueda decirse con toda propiedad que la red de a bordo de 48 voltios sienta las bases para una hibridación más amplia de la propulsión. Se conserva la red de 12 voltios, que se utiliza para alimentar algunos consumidores como el alumbrado, el puesto de conducción, los indicadores de los sistemas de infoentretenimiento y las unidades de control.

Mercedes-AMG 53 Cabrio
Mercedes-AMG 53 Cabrio | Agencia

El alternador-arrancador EQ Boost es un componente central de la red de a bordo de 48 voltios. Junto a su función como generador eléctrico, se encarga también de las tareas de propulsión híbrida. De ese modo es posible reducir el consumo en una medida que, hasta ahora, estaba reservada a la tecnología híbrida de alto voltaje. Gracias a ello se puede utilizar el propulsor térmico únicamente para el desplazamiento del vehículo y no tanto como una 'fuente de energía'.

El nuevo motor de cilindros en línea con 3,0 litros está acoplado al cambio de 9 marchas AMG SPEEDSHIFT TCT, con transiciones extremadamente breves, y reacciones rápidas mediante las levas del volante. Especialmente en el programa de conducción 'Sport+' y en modo manual.

Mercedes-AMG 53 CLS
Mercedes-AMG 53 CLS | Agencias

También forma parte del equipamiento de serie la tracción integral completamente variable AMG Performance 4MATIC+. Este sistema inteligente conjuga las ventajas de distintos conceptos de propulsión. La distribución totalmente variable del par entre el eje delantero y el eje trasero garantiza una tracción ideal sobre cualquier terreno, lo que se traduce en una elevada seguridad de marcha, tanto sobre calzadas secas como húmedas, o al conducir con nieve.

La transición entre la tracción trasera y la tracción integral y viceversa se realiza de forma progresiva, pues el control inteligente está integrado en la arquitectura del vehículo. Es posible conducir en un rango variable y progresivo, desde la tracción integral para asegurar máximo agarre al firme hasta una tracción exclusivamente trasera. La transición se realiza de forma progresiva sobre la base de una compleja matriz de cálculo.

Publicidad