Lamborghini ha renovado el Huracán y lo ha hecho con el nuevo Lamborghini Huracán EVO. Un apellido que denota la evolución llevada a cabo en este nuevo modelo, que tiene la misma potencia que el Huracán Performante e incorpora toda la tecnología al alcance de Lamborghini para hacerlo aún más rápido y efectivo que antes.

El Lamborghini Huracán EVO emplea el motor V10 atmosférico de 5.2 litros, y sube desde los 610 caballos para acabar con las mismas cifras de rendimiento que el Performante: 640 CV de potencia a 8.000 rpm y 600 Nm de par. Con estas cifras, el Huracán EVO hace el 0-100 km/h en 2,9 segundos y alcanza los 325 km/h de velocidad punta.

Pero el nuevo Huracán EVO es mucho más que un aumento de potencia. Lamborghini ha puesto toda la carne en el asador y ha añadido dirección en las cuatro ruedas, un control vectorial del par capaz de gestionar el par del motor individualmente en cada rueda y una suspensión magnetoreológica recalibrada y más efectiva.

La dirección es ahora más directa y, junto al eje trasero directriz, permite una mayor agilidad en el paso por curva. Mantiene los mismos tres modos de conducción: Strada, Sport y Corsa, siendo este último el que tiene una respuesta del motor más incisiva y un sonido aún más espectacular.

El Lamborghini Huracán EVO se renueva también estéticamente, con nuevos diseños de llantas, así como nuevos paragolpes delanteros y traseros. Estos ayudan a incrementar el downforce y mejorar la eficiencia aerodinámica. A esto último contribuye también un nuevo difusor trasero y un pequeño alerón integrado en la zaga, donde hay también dos escapes dobles a media altura como los del Huracán Performante.

En el interior la principal novedad es la incorporación de una pantalla táctil de 8,4" en disposición vertical, desde la que se podrá acceder al sistema de infoentretenimiento y conectividad, así como al sistema de telemetría opcional.