Centímetros Cúbicos » Supercoches

Uno de esos coches que no están pensados para conducir

Mercedes-Maybach Clase S: artillería pesada para dar donde más duele a Rolls-Royce y Bentley

Si el Mercedes Clase S no es suficiente para ti no te preocupes, el Mercedes-Maybach Clase S añade un extra de todo para convertirse en uno de los coches más lujosos que puedes comprar. Es el no va más de la firma de la estrella.

SI

Publicidad

El Mercedes Clase S es lo suficientemente lujoso para la mayoría de la gente, pero para una reducida parte de la población no es lo bastante ostentoso. Normalmente, estos últimos buscan esa opulencia extra en las marcas de lujo por antonomasia: Rolls-Royce y Bentley, pero Mercedes está empeñada en robar clientela a las dos firmas británicas y la ‘herramienta’ para conseguirlo tiene nombre propio: Maybach.

Entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, Maybach fue un fabricante independiente que hizo mucho daño a Rolls, Bentley e Hispano-Suiza, pero cayó en el olvido en 1940 y hubo que esperar hasta 2002 para que resurgiera de sus cenizas de la mano de Mercedes. Ahora, Maybach ha dejado de ser una marca independiente para convertirse en el súmmum de la compañía de la estrella, o lo que es lo mismo, en la opción ideal para todo aquél al que un Mercedes se le queda corto.

Con el cese de producción del anterior Clase S, el único Mercedes-Maybach que podías comprar era el GLS 600, pero, aunque cueste creerlo, no a todo el mundo le gustan los SUV, así que la marca alemana ha decidido lanzar la nueva generación del Mercedes-Maybach Clase S. La base de esta versión es la séptima generación del Clase S, presentada hace apenas dos meses, aunque existen muchas diferencias entre uno y otro.

El Mercedes-Maybach Clase S es un coche pensado para ir detrás, no para conducirlo | Mercedes

La más notable tiene que ver con el tamaño. La batalla del Mercedes-Maybach es 18 centímetros más larga que la del Mercedes Clase S de batalla larga, por lo que alcanza los 5,47 metros de longitud. ¿Por qué es tan largo? La respuesta es sencilla: para que los pasajeros de las plazas traseras viajen en primera clase; es uno de los pocos coches que están penados para ir detrás, en lugar de para conducir.

Prueba de ello es el espacio disponible detrás y todo el equipamiento que está al alcance de los ocupantes de los asientos traseros, que además de tener múltiples ajustes eléctricos, están calefactados (también en la zona de la nunca), refrigerados y tienen función masaje, incluso para las pantorrillas. Como no podía ser de otra manera no falta lo último en materia de infoentretenimiento y lujo, como el equipo de sonido con cancelación de ruido firmado por Burmester, el sistema que aproxima el cinturón automáticamente a los pasajeros, hasta cinco pantallas con tecnología OLED o una nevera integrada en el reposabrazos central, que también incorpora posavasos climatizados.

Durante el 2019, en China se vendieron 700 unidades del Mercedes-Maybach Clase S a la semana | Mercedes

A nivel técnico, todos los Mercedes-Maybach Clase S estarán dotados de serie con la suspensión neumática AIRMATIC para garantizar un altísimo nivel de confort, lo que será opcional es el eje trasero direccionable. También contarán de serie con la tracción total 4MATIC y, en el plano mecánico, estarán disponibles todas las motorizaciones del Mercedes Clase S, incluidas las opciones híbridas enchufables y siempre en combinación con el cambio automático 9G-TRONIC.

Si hablamos de diseño, el Mercedes-Maybach se distingue del Clase S por sus dimensiones, la ventanilla adicional del pilar C, las puertas traseras más anchas y los anagramas específicos de Maybach en la parrilla, los pilares C, las llantas y el portón trasero. Opcionalmente, la pintura puede ser bicolor, como en la unidad de las imágenes; aunque los clientes que se decanten por esta opción tendrán que esperar un poco más porque el proceso de pintado se hace artesanalmente y dura una semana.

En cualquier caso, todos los que quieran hacerse con este Mercedes-Maybach Clase S deberán tener paciencia porque su lanzamiento está previsto para la próxima primavera. La marca alemana ha puesto altas expectativas en este modelo, no en vano, del modelo anterior presentado en 2015 se han vendido 60.000 unidades, la mayoría de ellas en China, donde la demanda de este tipo de coches es muy alta, tanto que, a lo largo de 2019, se vendieron más de 700 unidades de Mercedes-Maybach Clase S cada semana.

Publicidad