El mercado de vehículos superdeportivos parece ser completamente inmune a las posibles crisis, a la falta de liquidez o a la tendencia por la electrificación y la racionalización de otros segmentos de automóviles más populares. Es lo que tiene, entre otros, poder pagar con soltura más de un millón de euros, dólares o libras por un vehículo por el que además, hay que contar con la lista de espera...

McLaren ha presentado estos días el McLaren Elva, una creación de última tecnología que, no obstante, parece una clara respuesta a Ferrari y sus Ferrari Monza SP1 y Ferrari Monza SP2, sendas barquetas con una producción muy limitada y unas características que los convierten en vehículos con un componente muy alto de exclusividad.

El McLaren Elva es la reinterpretación de la firma británica de este concepto, con una carrocería sin parabrisas ni techo, específicamente creado para dos personas, con un diseño muy llamativo y deportivo. Sin embargo, la forma no está supeditada a la función: lo que parece ser un habitáculo sin ninguna protección respecto a los agentes externos está, en realidad, "cobijado" gracias a un innovador sistema de gestión aerodinámica denominado Active Air Management System (AAMS), capaz de crear diferentes corrientes de aire para formar una especie de "burbuja de relativa calma" en el habitáculo del Elva.

McLaren Elva | McLaren

Mecánicamente el McLaren Elva utiliza el mismo motor que el McLaren Senna: un propulsor 4.0 V8 biturbo situado en posición central-trasera, que en ésta creación desarrolla la friolera de 815 CV, una cifra verdaderamente elevada que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3 segundos y, sobre todo, de 0 a 200 km/h en 6.7 segundos, superando los 350 km/h.

El precio a pagar por ésta obra de arte -u obra de la ingeniería, según cada uno- es de aproximadamente 1.7 millones de euros, y si tras leer la cifra sigues con interés por adquirir una unidad, debes darte prisa: apenas se construirán 399 unidades que, presumiblemente, se agotarán enseguida.