Con la Ciudad Eterna como testigo y en un evento exclusivo para sus clientes. Así ha presentado Ferrari su nuevo coupé, el Roma. La marca italiana termina así un año frenético en cuanto a presentaciones teniendo en cuenta que la casa del ‘Cavallino Rampante’ suele racionarlas bastante. Y es que el Ferrari Roma recoge el relevo del F8 Tributo, F8 Spider, SF90 Stradale, 812 GTS... para convertirse, junto al Portofino, en uno de los Ferraris más elegantes y asequibles, a pesar de su precio (215.000 euros).

Una Dolce Vita actualizada

La primera imagen que nos arroja el Ferrari Roma es la de un coupé con una elegancia atemporal basada en formas armónicas y simples. Según la propia marca, han querido reinterpretar el estilo de vida de Roma en los años 50 y 60 caracterizado por la ligereza y el placer de vivir. Es decir, una Dolce Vita contemporánea.

Ferrari Roma | Ferrari

¿Cómo lo han conseguido? Con un marcado refinamiento que podemos apreciar en la parte frontal. Allí nuestra atención es para el nuevo diseño de la parrilla y de los faros, que ahora son más alargados y aparecen rasgados por una línea LED. El perfil del Ferrari Roma es el de un inconfundible coupé fastback 2+ con líneas fluidas, hombros altos y la caída de techo típica de estas siluetas. Es entonces cuando llegamos a la parte trasera, portentosa, donde los grupos ópticos tienen el mismo diseño que los delanteros y destaca las dobles salidas de escape, dispuestas una a cada lado. En cuanto a las medidas, el Ferrari Roma tiene 4,6 metros de largo, 1,9 de ancho y mide 1,3 metros de alto.

En el interior de este coupé nos encontramos una estructura casi simétrica entre el puesto de conducción y el lugar que debe ocupar el copiloto. El objetivo de Ferrari con el Roma no es otro que involucrar a los pasajeros en la experiencia de manejo. A esto hay que añadir una tecnología de vanguardia para los cuatro pasajeros que puede acoger en su interior.

Ferrari Roma | Ferrari

La caja de cambios del SF90 Stradale

Hechas las presentaciones, es hora de saber qué nos vamos a encontrar cuando nos pongamos al volante. El Ferrari Roma tiene el motor V8 turbo en posición central delantera, con una potencia de 620 CV (456 kW) a 7.500 rpm y un par máximo de 760 Nm a 3.000-5.750 rpm. Esta mecánica está asociada a la nueva caja de cambios de doble embrague y 8 velocidades DCT, que se presentó con el SF90 Stradale. Esta transmisión es más compacta y seis kilos más ligera que su predecesora de siete velocidades.

Con una velocidad máxima de 320 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,4 segundos, el Ferrari Roma garantiza, sin duda alguna, buen rendimiento y una gran capacidad de conducción y rendimiento. Sólo queda por saber su nivel de emisiones, que todavía está en fase de homologación.

Ferrari Roma | FERRARI