Si hablamos del Lexus LFA hablamos sin lugar a dudas del modelo más importante en la historia de Lexus por todo cuanto representó durante su fabricación de Diciembre de 2010 a Diciembre de 2012. En total fueron fabricadas 500 unidades del LFA incluyendo 50 coches con paquete Nürburgring cuya finalidad era ofrecer mejores cualidades para su uso en circuito. Con el fin de la producción del LFA en 2012 Lexus no volvió a tener un superdeportivo en su gama, teniendo en estos momentos al Lexus LC como el máximo referente de las altas prestaciones con hasta 477 CV y soluciones heredadas del LFA, pero a un mundo de distancia en tanto a planteamiento y prestaciones.

Lexus-LFA-0216-00 | Centímetros Cúbicos

El precio de venta de los Lexus LFA rondó los 400.000 dólares en 2012, un precio bastante elevado para su segmento, pero que no fue demasiado impedimiento para convencer a los interesados en el modelo. Así, cuando Lexus puso fin a la fabricación del LFA todo indicaba que la única forma de llevar a tu garaje un LFA era buscando una unidad usada y pagando el precio que su propietario exigiese. Nos equivocábamos. 12 unidades del Lexus LFA aún por estrenar estaban sin vender en 2017 en Estados Unidos, una docena de LFA que habían sido cuidadosamente "escondidos" por distribuidores y concesionarios de Lexus en USA y que se han ido vendiendo en los últimos años como coches nuevos ya que pese al tiempo que acumulan tras su fabricación, son modelos a estrenar que han permanecido almacenados en las mejores condiciones posibles para preservar con celo su estado.

Ahora, en pleno 2019 todavía quedan 7 unidades por vender del Lexus LFA en Estados Unidos. El LFA es un modelo que no ha sucumbido al apetito de los especuladores y todavía hoy es posible adquirir una unidad por debajo de su precio de primera venta, actualmente rondan los 380.000 dólares. Por ello las 7 unidades del LFA que aún no se han vendido podríamos considerarlas "gangas" teniendo en cuenta que tienen un precio de 500.000 dólares cada una. Hemos de recordar que hablamos de un superdeportivo realmente único que tarde o temprano comenzará a multiplicar su valor por todo cuanto representa y ofrece, especialmente por su motor 4.8 V10 atmosférico de 560 CV cuyo sonido solo es comparable al de un Fórmula 1 de la época. Sublime..