La búsqueda de los límites es, de hecho, parte inherente de la industria automovilística: los coches cada vez son más seguros, más avanzados, más eficientes y, por supuesto...más rápidos. En ésta última afirmación una de las marcas que más tiene que decir es Bugatti, con modelos como el Veyron y el más reciente Chiron, ambos capaces de superar los 400 km/h de velocidad máxima.

Sin embargo, en los últimos años el reinado de Bugatti en el terreno de la velocidad punta se ha visto debilitado por marcas como Koeniggsegg, con creaciones capaces de "dejar en la cuneta" al todopoderoso Chiron y sus más de 1.500 CV. Ahora Bugatti da un fuerte golpe sobre la mesa con un anuncio que no deja a nadie indiferente: uno de sus Chiron, con ligeras modificaciones, ha conseguido superar los 490 km/h de velocidad punta.

Bugatti Chiron | Bugatti

El Chiron se convierte de nuevo en el rey de los hiperdeportivos más rápidos al superar la barrera de las 300 millas por hora, superando en más de 45 km/h el anterior récord, establecido por el Koenigsegg Agera RS. Ojo, no se trata de un Bugatti Chiron "normal", ya que la unidad que ha conseguido el récord cuenta con un paquete aerodinámico muy estudiado en el que destaca, sobre todo, la parte trasera de la carrocería, alargada para resultar más favorable al desplazamiento del aire. Además, la potencia asciende hasta 1.600 CV.

Bugatti ha admitido, eso si, que este paquete aerodinámico está muy próximo al de un vehículo de producción, dejando entrever que el Chirón podrá contar, antes de lo que pensamos, con una versión idéntica a la que ha alcanzado 490.484 km/h en el circuito de Ehra-Lessien, con Andy Wallace, piloto probador de Bugatti, a los mandos.