Bugatti tiene una fijación especial por el color negro, el ‘noire’ en su lengua francesa, y quizá el culpable sea el más especial de los cuatro Type 57 SC Atlantic fabricados en los años 30’, que se conocía como ‘La Voiture Noire’ y que se encuentra en paradero desconocido desde el comienzo de la Segunda Guerra Mundial.

Sin duda se trataba de uno de los modelos más bellos de la marca y su leyenda se ha agrandado con el tiempo, tanto que si se encontrase sería probablemente el coche más caro y preciado del mundo.

Para rendir homenaje a este clásico, en el pasado Salón de Ginebra la casa de Molsheim presentó una reinterpretación moderna de este clásico sobre la base del Chiron de la que sólo se fabricará una única unidad por el desorbitado precio de 16,7 millones de euros. El interés del público por este modelo fue enorme, y por ello Bugatti ha decidido lanzar una edición limitada del Chiron denominada Noire que continúa con el homenaje y que, como no podía ser de otra manera, tiene al color negro como protagonista.

Bugatti Chiron Noir | Bugatti

Sólo se hará un total de 20 unidades, a un precio inicial de 3 millones de euros cada una, y el cliente deberá elegir entre un acabado más elegante y un acabado más deportivo. Las dos versiones lucirán una carrocería de fibra de carbono vista, aunque el Sportive se distinguirá del Élégance por su acabado mate. Además de detalles de color negro como las pinzas de freno o el propio logotipo, el más deportivo incorpora además las llantas, el marco de la parrilla frontal y las colas de escape pintados de esta oscura tonalidad.

El interior de este Chiron Noire también estará predominado por el color negro, y de nuevo, más si cabe, en el acabado Sportive, que lo extenderá a prácticamente todos los elementos. Esta edición, que comenzará a entregarse a sus dueños durante el segundo cuarto de 2020, estará disponible tanto en el modelo convencional como en el Chiron Sport, que es 18 kilogramos más ligero, con un sobrecoste de 100.000 €.

Te puede interesar... Bugatti rompe un nuevo récord: alcanza los 490 km/h en un Bugatti Chiron