El futuro de Mulliner más allá del Bentley Mulsanne se presenta hoy en forma de una atractiva barchetta. Bentley prometió un futuro más que fascinante para el carrocero Mulliner, y el resultado de esta nueva estrategia lo podemos contemplar a través del nuevo Bentley Mulliner Bacalar. Estamos ante el primer proyecto de Mulliner como parte de su nueva hoja de ruta, un roadster que pretende servir de escaparate sobre el potencial de esta división en materia de diseño y personalización, un coche del que solo serán fabricadas 12 unidades, pero que deja la puerta abierta a un futuro donde veremos más de estas ediciones especiales.

Bentley Mulliner Bacalar | Bentley

El Bentley Mulliner Bacalar se presenta con una carrocería completamente nueva basada en el Bentley Continental GT Convertible. Estamos ante un coche que reinventa la idea de descapotable para abrazar el concepto de barchetta, una idea donde se prescinde de cualquier techo retráctil para crear un diseño más deportivo y personal, tanto como para rediseñar el habitáculo y convertirlo en un estricto biplaza. Con apenas 30 mm extra de longitud, el Bacalar se distancia del Continental GT estrenando un frontal muy deportivo y de rasgos más marcados, culminando en una zaga mucho más afilada donde destacan sus nuevas ópticas LED longitudinales o los múltiples pliegues que se recogen en esta vista.

Bentley Mulliner Bacalar | Bentley

A nivel técnico el Bentley Mulliner Bacalar integra una revisión de la plataforma del Continental GT de doce cilindros, encontrando una nueva evolución del propulsor 6.0 W12 Twin-Turbo para alcanzar los 659 CV de potencia máxima y 900 Nm de par. Esta mecánica se une a un cambio automático de doble embrague con 8 relaciones, estando conectado a un sistema de tracción total a las cuatro ruedas. Se mantiene igualmente el chasis adaptativo, confiando en una suspensión neumática y dos estabilizadoras activas para modificar el comportamiento de este GT de altos vuelos en función del programa de conducción seleccionado.