A finales de 2019 conocimos al nuevo integrante de las Ultimate Series, una denominación que engloba a los modelos más dinámicos y exclusivos de McLaren. El nuevo speedster de la marca británica había sido bautizado como McLaren Elva y podía presumir de ese halo especial que tienen los coches con ediciones limitadas. Ahora hemos sabido que su acotada producción lo será aún más: Mike Flewitt, CEO de McLaren, ha desvelado en una entrevista concedida a Australia Financial Review que han rebajado la cantidad de modelos en un 38%.

Este speedster de diseño radical tiene un precio de salida de 1,6 millones de euros, aproximadamente. A cambio de esta cifra, uno se podrá poner al volante de un coche que no tiene parabrisas y que debajo del capó esconde un motor V8 biturbo de 4 litros con 815 CV de potencia, entre otros atributos.

McLaren Elva | McLaren

¿Exclusividad o realidad?

Desde el primer momento se supo que sólo un pequeño grupo de conductores podría tener en su garaje un McLaren Elva. Su tirada iba a estar limitada a 399, pero unos meses después ha habido cambio de planes: sólo harán 249. La marca británica ha explicado que esta reducción de 150 unidades se debe a que sus clientes creen que “debería ser más exclusivo”. Sin duda lo será pues cuanto menos sea la producción, más valiosas serás los coches que salgan de ella.

Sin embargo, son muchos los que apuntan a otros motivos que pasarían por una sobreestimación de la demanda del McLaren Elva que les habría impedido vender las 399 unidades íntegramente. Si echamos un vistazo a las condiciones actuales del mercado, lo normal es que éste no sea capaz de digerir toda la oferta que existe de este tipo de modelos. Y es que aunque los speedster viven un pequeño resurgimiento, no es suficiente.

McLaren Elva | McLaren

La estrategia de sus rivales

No en vano, el Elva fue presentado en noviembre de 2019 y teniendo en cuenta los pasos dados desde Woking, todo apunta a que están lejos de haber vendido todos los ejemplares. Y esto no suele ser lo normal cuando se trata de sus ediciones limitadas: en el caso del McLaren Senna, 499 de sus 500 unidades estaban vendidas antes de la presentación y la última fue subastada en este evento.

Además, a esto habría que añadir el comportamiento de sus rivales más directos. Por ejemplo, Ferrari y Aston Martin han adoptado una estrategia distinta y más conservadora con el SP1, el SP2 y el V12 Speedster. Los dos primeros tendrán una tirada de 250 unidades cada uno y el último estará limitado a una producción de 88 ejemplares.