Centímetros Cúbicos » Supercoches

MODELOS EXCLUSIVOS

10 Coches únicos de los que solo existe una unidad (Parte II)

En Centímetros Cúbicos hemos reunido diez coches muy especiales que nunca se produjeron en serie. Esta semana te mostramos cinco de ellos, como BMW M1 Hommage o Rolls-Royce Sweptail.

Publicidad

La semana pasada te enseñamos algunos coches únicos. Modelos de los que solo existe una unidad y que son verdaderos objetos de colección. Hoy seguimos con esta lista de los mejores “One-Offs” que hemos seleccionado entre los muchos que hay.

A comienzos del nuevo milenio, el fabricante de neumáticos Fulda Tyres se puso en contacto con Daimler para un pedido un tanto especial: desarrollar un coche de lujo y exclusivo que sirviera no solo como un modelo para exhibir su nueva gama de neumáticos Fulda Exelero, sino que también debería ser un coche funcional para exhibir el rendimiento de sus neumáticos a altas velocidades. Para fabricar este coche único, Mercedes utilizó la base del Maybach 57, con un diseño que se inspiró en el Maybach SW38. Para propulsarlo se optó por un V12 Biturbo de 700 CV, con el que el Maybach Exelero llegó en 2005 a los 351,45 km/h en el circuito de Nardó. Su actual dueño, el rapero Birdman, pagó 8 millones de dólares por este modelo único.

En 2008, BMW sorprendió al mundo con el BMW M1 HOMMAGE, un prototipo que homenajeaba los 30 años del BMW M1 de finales de los 70. Levantó tanta expectación que se pensó que la marca estaba planeando llevarlo a producción de nuevo, aunque solo se quedó en un sueño que, por el momento, no se ha llevado a cabo. Su diseño tenía un toque futurista. Tanto es así que las líneas de la parte trasera llegaron a plasmarse años después en el i8. En 2019, cuando se presentó el BMW Vision M Next se pensó que la llegada del M1 moderno era inminente. Pero a día de hoy, el ejemplar de 2008 es lo que más se acerca.

Quizás sea uno de los coches más espectaculares de la firma italiana, que es decir mucho. El Lamborghini Egoísta es algo así como un “caza de combate” para carretera; se accede de forma similar, a través de una cúpula pivotante. Su carrocería presenta materiales similares a los utilizados en aviones de combate furtivos para eludir el radar e, incluso, su iluminación LED encima del coche es similar. Nació en 2013, con motivo del 50 cumpleaños de la marca. Solo hay uno en el mundo, y hasta la fecha no hay nada en el horizonte que vaya a entrar en producción que se le parezca.

Quizás sea el coche más caro que se ha fabricado nunca. Aunque de lo que no cabe duda es de que este Rolls-Royce Sweptail es de los más exclusivos. Fue encargado en 2013 por un cliente, que quería una carrocería inspirada en las de los años 20, con elementos del mundo de la náutica y aeronáutica. Sobre todo, la parte trasera, que recuerda a un yate de lujo. La firma nunca se pronunció sobre el precio de este coche único, aunque se habla que podría haber superado la barrera de los 10 millones de euros.

Pero si hay un modelo que ha dejado volar la imaginación de todo amante del motor, ese el Bugatti La Voiture Noire, que se basa en un Bugatti Chiron pero con una estética única. Fue presentado en el Salón de Ginebra de 2019 y, desde entonces, ha suscitado toda clase de rumores. Después de su presentación ha estado casi dos años con los últimos test de desarrollo, siendo en noviembre del pasado 2021 el momento en el que se entregó el modelo a su afortunado y desconocido dueño. ¿Adivináis su precio? Pues nada más y nada menos que 16,5 millones de euros, u 11.000 euros por cada uno de los 1.500 CV de potencia de su motor W16. Una locura, ¿verdad?

Estos son solo algunos de los coches únicos más carismáticos de la historia. Productos de un cliente caprichoso o de una genialidad de la marca, pero que nos recuerdan que el mundo del automóvil también puede ser puro arte para construir auténticas obras que pasen a la historia.

Vuelve a ver los programas completos y mejores momentos de Centímetros Cúbicos en Atresplayer.

Publicidad