Centímetros Cúbicos » Supercoches

MODELOS EXCLUSIVOS

10 Coches únicos de los que solo existe una unidad (Parte I)

En Centímetros Cúbicos hemos reunido diez coches muy especiales que nunca se produjeron en serie. Esta semana te mostramos cinco de ellos, como el Ferrari Testarossa Spider o el Lamborghini Marzal.

Publicidad

Cuando hablamos de coches exclusivos, posiblemente te vengan a la cabeza modelos como los Audi R8, McLaren 765 LT o Ferrari F8 Spider que han pasado por el programa. Pero, al final, son coches de producción, fabricados en serie; no son tan raros o especiales como en un principio podrías creer. Sin embargo, hay un selecto grupo de coches que son únicos en su especie, es decir, de esos que tan solo existe una unidad. La lista de “one-offs” es muy larga, pero en Centímetros Cúbicos hemos escogido a 10 y, por el momento, vamos a enseñaros 5 de ellos. Muchos, posiblemente, sea la primera vez que los veas.

El primero es el Lamborghini Marzal, de 1967. En esa época, la firma italiana contaba únicamente en su catálogo con el Miura y el 400 GT, pero el Marzal llegó para ser un mero escaparate, aunque adelantó un posible modelo de cuatro plazas que, más tarde, llegó a ser el Lamborghini Espada. Su diseño era muy futurista. Solo existe uno, y todavía se conserva en la actualidad.

Es sabido que el padre de los superdeportivos es el Lamborghini Miura. Pero lo que pocos saben de este modelo es que, en el Salón de Bruselas de 1968 la marca italiana también presentó su variante descapotable, el Miura P400 Roadster. No solo se trata de un Miura sin techo, sino que su carrocería fue rediseñada por Bertone para la ocasión. Y, aunque cueste creerlo, Lamborghini no quiso llevarlo a producción, siendo esta la única unidad abierta que existe del Miura.

A finales de los años 70, Aston Martin quería batir el récord de velocidad para plantar cara al Lamborghini Countach o el Ferrari 512 BB. Su arma fue el Aston Martin Bulldog, el primer modelo de la marca en llevar un motor V8 central de más de 600 CV. En su versión definitiva, la firma británica pensaba que podría superar los 380 km/h, aunque nunca pudo comprobarlo debido a la crisis económica que sufrió el fabricante. Iban a producirse 25 unidades, pero al final se hizo solo una.

El Ferrari Testarossa fue uno de esos coches que marcaron una época. Hasta 1992 se fabricaron 7.177 unidades, todas con techo, excepto una. Este Ferrari Testarossa Spider, un ejemplar único que la marca fabricó en color plata para homenajear a Gianni Agnelli por sus 20 años a los mandos de Fiat. Una pieza de museo que ha cambiado varias veces de manos, vendiéndose en 2016 por más de 1,2 millones de euros.

Y cuando salía la última unidad del Testarossa de la cadena de montaje, sellado por la firma italiana nació uno de los “one-offs” más raros de su historia: el Ferrari Conciso. Este biplaza no es más que un Ferrari 328 GTS, pero se podría decir que lo único que queda del original es su V8 de 270 CV. Porque la curiosa transformación que experimentó, obra de Bernd Michalak, un diseñador alemán, cambió por completo su estética. Con una nueva carrocería roadster de aluminio y un parabrisas más liviano, dio forma a un coche muy diferente y con aires futuristas.

La próxima semana seguiremos con esta lista de modelos únicos y especiales. Objetos de colección que solo unos pocos afortunados pueden tener en su garaje, piezas que ponen de manifiesto la exclusividad dentro del mundo del automóvil.

Vuelve a ver los programas completos y mejores momentos de Centímetros Cúbicos en Atresplayer.

Publicidad