Súper prueba: Honda NSX, un mito renacido de 581 CV y tecnología Fórmula 1