El SUV compacto de la casa sueca sigue creciendo y en esta ocasión lo hace ampliando las variantes bautizadas como Twin Engine. O lo que es lo mismo: las versiones híbridas enchufables del Volvo XC40. Hasta el momento sólo había disponible una configuración eco (T5), que acaba de dar la bienvenida a una nueva compañera (T4) que se convierte en el modelo de acceso de la gama.

A simple vista es complicado diferenciar el Volvo XC40 T4 y el T5 Recharge de las versiones tradicionales del SUV sueco. No en vano, la distinción que nos da la pista clave no es otra que la tapa ubicada en la aleta delantera izquierda que nos indica que es el lugar en el que hay que enchufarlo a la red para recargar la batería. Además de este detalle y los propios del modelo o de los cuatro niveles de acabado disponibles, Volvo no ha tocado demasiado la parte estética.

Volvo XC40 Recharge | Volvo

Otra cosa es lo que sucede debajo del capó. El XC40 T5 Recharge tiene una mecánica híbrida enchufable que combina un motor de gasolina de tres cilindros turboalimentado de 180 CV con otro eléctrico de 60 kW; ambos generan una potencia conjunta de 262 caballos. Por debajo se situará la versión que acaba de aterrizar: el T4 Twin Engine, que cuenta con un bloque de 1.5 litros de 129 CV que al combinarlo con el eléctrico da como resultado una cifra global de 211 caballos. La caja de cambios será la misma en los dos casos: una automática de doble embrague y siete relaciones.

Hasta 50 kilómetros de autonomía

Repasada la parte mecánica, vamos con la eléctrica. Aquí nos encontramos con una batería de iones de litio que tiene 10,7 kWh de capacidad. Traducido esto a cifras de autonomía, nos encontramos con una independencia eléctrica que oscila entre los 47 y los 50 kilómetros. Respecto a los tiempos de recarga, dependerán de la intensidad de la corriente eléctrica: para 16 A el XC40 tardará tres horas, en el caso de 10 A nos iremos a las cinco horas y si se trata de 6 A el tiempo total será de nueve horas.

Volvo XC40 Recharge | Volvo

En cuanto al equipamiento de serie, el Volvo XC40 ha sido sometido a una ligera mejora y ahora ofrece llave de protección o Care Key (el sistema que permite limitar la velocidad máxima cuando se presta el coche a otra persona), altura del asiento del pasajero regulable manualmente, control de distancia de aparcamiento trasero y radio digital. Opcionalmente se ofrece la opción de añadir un dispositivo anti arranque por alcoholemia y parabrisas calefactado. ¿Y todo esto por cuánto? La horquilla de precios del nuevo XC40 T4 Twin Recharge va desde los 45.250 hasta los 50.320 euros.