Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

los suecos además quiere aumentar su cuota de mercado en China

Volvo quiere que la mitad de sus ventas en 2025 sean vehículos electrificados

Después de anunciar el año pasado sus planes de expansión eléctricos, Volvo Cars apunta a un optimista plan que les llevará a que el 50% de sus vehículos vendidos en 2025 estén electrificados

Volvo XC40 PHEV

Volvo Volvo XC40 PHEV

Publicidad

El asalto eléctrico cobra fuerza entre los fabricantes europeos. Prácticamente todos se encuentran diseñando su plan empresarial para lo que resta de década, así como para el primer lustro de la siguiente, con un elemento como factor común entre la mayoría de ellas: la presencia de una gran cantidad de vehículos alimentados por baterías. Volvo ha sido la última en reafirmar su compromiso adquirido en lo que respecta a la electrificación de gran parte de su gama, marcándose como objetivo el que en 2025 el 50% de las ventas de la firma sueca correspondan a automóviles totalmente eléctricos.

Esta apuesta por los vehículos alimentados únicamente por baterías sigue el mismo camino que el comunicado lanzado por el fabricante premium en 2017, apuntando que todos los modelos de nuevo cuño que se lancen a partir de 2019 contarán con variantes semi-híbridas, hibridas enchufables o en eléctricos puros. La estrategia también responde a intereses comerciales de Volvo Cars en China. El país asiático sigue siendo el principal mercado para la marca, además de los enlaces claros con el Grupo GEELY, propietarios de Volvo desde 2010.

El gobierno chino anunció que los planes del país son los de fomentar la utilización de energías alternativas para que en el año 2025 estos representen más del 20% de las ventas anuales que se produzcan en el país lo que equivaldría a más de siete millones de vehículos. Obviamente Volvo quiere tener su sitio en este plan, aumentando de paso su cuota de mercado, con 100.000 unidades vendidas que correspondieron a China en 2017. El propio CEO de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, reconocía que “anunciamos nuestra intención de reforzar y ampliar este compromiso en el mayor mercado del mundo de vehículos eléctricos. El futuro eléctrico de China es el futuro eléctrico de Volvo Cars”.

En términos de producción también tendrá un gran impacto, con las tres factorías de Volvo en China (Luqiao, Chengdú y Daqing) preparándose ya para la fabricación de híbridos enchufables y automóviles eléctricos.

Publicidad