Con motivo del inminente Salón de Tokio, Toyota presenta el que será su primer modelo eléctrico en salir al mercado, sin tener en cuenta los anecdóticos RAV4 EV californianos. Curiosamente, la marca japonesa, referente y pionera en materia de propulsión híbrida, y que incluso lleva años con un modelo de hidrógeno en su gama, no había desarrollado hasta ahora un vehículo con este tipo de mecánica para comercializarlo a gran escala.

A estas alturas cabría esperar que el primer modelo eléctrico de Toyota fuese a rivalizar contra los modelos más representativos del mercado actualmente, pero, sin embargo, los japoneses han decidido ofrecer una alternativa urbana similar al concepto del Renault Twizy. El Ultra-Compact BEV es un coche de dos plazas y de sólo 2,490 metros de largo por 1,290 metros de ancho, diseñado para el día a día en las grandes ciudades.

Toyota Ultra-Compact BEV | Toyota

Por el momento, se desconocen sus datos técnicos, pero sí se sabe que con este coche se podrá recorrer hasta 100 kilómetros con una sóla carga, que su batería se recargará en unas cinco horas conectándola a una toma de corriente de 200 voltios, y que tendrá una velocidad máxima de 60 km/h. Es por lo tanto un vehículo limitado exclusivamente a un uso urbano, donde se desenvolverá a la perfección y podrá estacionarse con facilidad.

Toyota tiene previsto lanzarlo al mercado en 2020, primero en Japón y más adelante quizá en otros mercados. Este modelo podría tener una buena acogida entre particulares que habiten en zonas superpobladas y hagan recorridos cortos, pero sobre todo su gran éxito podría estar en el servicio de carsharing si Toyota decidiese introducirse en este negocio para competir, por ejemplo, con car2go.