Aunque también tiene en la agenda modelos eléctricos, SEAT ha apostado con mucha fuerza por el GNC, como lo demuestra su amplia gama TGI en la que se han aumentado los depósitos de este combustible, para contaminar lo menos posible y reducir el gasto al repostar gracias al precio ajustado del Gas Natural Comprimido.

Seat Arona 1.0 TGI | motor.atresmedia.com

Así es la gama TGI de SEAT

Seat ha completado su gama ECO con los nuevos Arona, Ibiza y León TGI, con tres depósitos de gas natural comprimido (GNC) que aumentan la autonomía del vehículo hasta unos 500 kilómetros en modo gas, y el Mii Ecofuel, que también dispone de una versión híbrida de GNC y gasolina.

La firma española defiende que un vehículo GNC reduce en torno a un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) respecto a un modelo de gasolina y hasta un 75% las de óxido de nitrógeno (NOx) en comparación con una variante diésel, mientras que las de partículas y dióxido de azufre (SO2) son 'prácticamente nulas'.

Seat gama TGI al completo | Seat.com

Asimismo, subraya que la tecnología TGI, además de contar con la etiqueta ECO de la Dirección General de Tráfico (DGT), aporta un bajo coste por kilómetro recorrido, resultando un 50% más económica que la gasolina; un 30 más barata que el diésel; un 10% frente al gas licuado de petróleo (GLP) y un 25% respecto a un híbrido eléctrico no enchufable.

Seat ha introducido un tercer depósito de GNC en su gama TGI y ahora tanto el Ibiza y el Arona (motivo de nuestra prueba) rondan los 400 kilómetros de autonomía en modo gas, mientras que el León alcanza los 500 kilómetros utilizando exclusivamente GNC.

Depósito GNC de Seat | motor.atresmedia.com

La marca ha justificado que su decisión de aumentar la autonomía de dichos modelos en modo GNC en detrimento de la gasolina se debe a la demanda y al uso que llevan haciendo los clientes de la firma. Los motores TGI arrancan siempre haciendo uso del gas natural hasta que se acaba y tan solo utilizarán gasolina al ponerse en marcha en dos supuestos: si la temperatura del líquido refrigerante es inferior a menos diez grados centígrados o si se acaba de repostar GNC, ya que el sistema necesita realizar un chequeo del nuevo gas introducido en los depósitos antes de su uso.

Gama TGI de Seat | Seat

El nuevo Arona TGI está disponible en todos los acabados que ofrece la marca (Reference, Style, Xcellence y FR-unidad probada-) y cuentan con un motor de 1.0 litros de tres cilindros y 12 válvulas, que desarrolla 90 caballos de potencia.

Dimensiones e interior

El Arona híbrido, por lo demás, no se diferencia exterior (salvo las siglas TGI), ni interiormente frente al resto de la gama, con una habitabilidad muy conseguida ya conocida en este modelo. Tan sólo, el aumento de autonomía a gas ha obligado a instalar unos depósitos más grandes que repercuten en la capacidad del maletero: 282 litros frente a los 400 del resto de versiones. No se puede tener todo.

Seat Arona TGI | SEAT

Comportamiento

Con 90 CV, un 0 a 100 km/h de 12.8 segundos y una velocidad máxima de 172 km/h., se echa en falta un puntito de alegría. Aún así, va bien, y para tratarse de un tricilíndrico no se aprecian vibraciones ni rumorosidades fuera de lugar.

Por debajo de las 2.000 revoluciones, el motor es algo perezoso. A partir de las 2.300 rpm, se anima y desarrolla su par máximo de 160 Nm.. Le falta, claro, algo de brío, y eso que la caja de cambios es más cerrada para ayudar a mejorar la respuesta a cualquier régimen. Para lograrlo, se ha sustituido la anterior transmisión manual de cinco marchas por otra de seis, con unos desarrollos iniciales más cortos y una sexta con la misma relación que la quinta de su predecesor.

Seat Arona TGI | SEAT

En cuanto a su comportamiento tanto en ciudad como en carretera abierta es bastante neutro, gracias a un peso comedido (1.300 kilos) que se agradece frente a las inercias de, por ejemplo, un híbrido o eléctrico puro, siempre más pesados. Solo su condición de 'SUV' le merma frente a la eficacia de un compacto.

Perfil de comprador

El Arona, y en concreto esta versión TGI es ideal para quien busca un coche compacto para la ciudad, pero con la comodidad y versatilidad de un SUV, un interior bien aprovechado y como no, la etiqueta ECO de la DGT, tan valorada en estos tiempos.

Seat Arona TGI | motor.atresmedia.com

Tecnología y seguridad

Dotado con prácticamente todos los asistentes de seguridad del grupo Volkswagen y un sistema multimedia mejorado que incluye Apple Car Play y Android Auto, le sitúan al nivel de cualquiera de sus rivales del segmento.

Alternativa real

En tiempos de máxima incertidumbre y con la inversión que supone adquirir un coche, supone un paso intermedio entre la combustión tradicional y los eléctricos puros. Es, en fin, una alternativa realista por precio asequible, autonomía que permite viajar por poco dinero y sin el problema de los puntos y tiempos de recarga de, por ejemplo, un eléctrico e incluso un híbrido enchufable.

Seat Arona TGI | SEAT

Autonomía y consumos

Este SEAT Arona cuenta con tres depósitos de GNC, con una capacidad de 14.3 kg y homologan al SEAT Arona un total de 400 Km de autonomía empleando este combustible. Como ya vimos en los últimos lanzamientos del grupo con estos sistemas de combustible se ha reducido notablemente la autonomía del coche con gasolina y a esos 400 km de autonomía con GNC debemos sumarle 160 km de autonomía con gasolina.

En cuanto al consumo real, y tras realizar una conducción bastante alejada de la búsqueda de la eficiencia, mezcla de ciudad, autopista y carreteras secundarias, con 10€ (0,92 €/L) recorrimos algo más de 275 kilómetros.

Seat Arona TGI | SEAT

Para repostar el gas, en Madrid, por ejemplo, no hay demasiado problema, pues existen cerca de una veintena estaciones de servicio públicas que suministran gas. Para hacerlo, el procedimiento es casi idéntico al del repostaje convencional, salvo por una boca de llenado específica que se encuentra junto a la de gasolina.

En el resto del territorio español, la pega de la escasez de puntos de repostaje se va difuminando gracias al paulatino crecimiento de gasineras a lo largo de la península, con unas previsiones para este año de llegar a más de 100, ubicándolas además en lugares estratégicos y más accesibles.

Seat Arona TGI | motor.atresmedia.com

Conclusión

En SEAT Arona 1.0 TGI dispuesto a hacer que te olvides de los motores diésel, con etiqueta ECO en el parabrisas y repostajes, si tienes una estación de carga de GNC cercana, más económicos.

Un buen aliado para el día a día, para sumar muchos kilómetros por ciudad y en trayectos interurbanos, con bonificaciones parar aparcar en zonas reguladas o peajes, acceso a algunos carriles VAO y una menor carga impositiva, sin perder de vista que podremos circular con menos restricciones en episodios de alta contaminación.

Gama TGI de Seat | Seat

Gama y precios

La gama del SEAT Arona con el motor adaptado a GNC 1.0 TGI está conformada por las siguientes versiones:

SEAT Arona 1.0 TGI 90 CV Style – 18.120 euros*

SEAT Arona 1.0 TGI 90 CV Xcellence – 20.830 euros*

SEAT Arona 1.0 TGI 90 CV FR – 20.830 euros*

*Sin descuentos ni promociones