Los cambios en el diseño apuntan al interior del Model 3 y a más autonomía

Los cambios en el diseño apuntan al interior del Model 3 y a más autonomía

Tesla se prepara para la actualización de su Model S

Tras siete años en el mercado, el Tesla Model S parece estar en el momento oportuno para realizar cambios oportunos para rejuvenecerlo y adaptarlo a la nueva etapa

Iván Fernández
  Madrid | 31/05/2019

esla comienza una nueva era. La llegada de los Tesla Model 3 y del Model Y iniciaba la etapa del fabricante californiano que vendrá seguida de las comercializaciones de su Tesla Roadster y del Semi-Truck eléctrico, un proyecto que promete ser muy importante para el futuro económico de la compañía después del gran interés suscitado en terceros. Sin embargo, su otro gran buque insignia, el Tesla Model S, está frente a la que será su primera gran actualización, tomando además alguno de los elementos que más han gustado en el Model 3.

Medios estadounidenses como la CNBC ya apuntaban precisamente en informaciones recientes que el objetivo será el de tomar un diseño interior similar al empleado en el Model 3, minimalista y con tendencia futurista, adoptando a su vez los mismos asientos empleados en la berlina compacta de los estadounidenses. Será casi como un restyling de mitad de vida después de cumplir con siete años en el mercado, aunque deja la sensación de que Tesla debería guardarse algo más bajo la manga para mantener su habitual compromiso con las sorpresas y el ‘Hype’ generado por la marca de Elon Musk.

Tesla Model 3 interior | Tesla

La actualización, que se espera que sea lanzada a partir del próximo mes de septiembre se espera que no solo traiga novedades estéticas, sino que también hay cambios en cuanto al rendimiento, con una autonomía de las baterías del Tesla Model S que debería aumentar por encima de las 400 millas si se cumplen los pronósticos, o lo que es lo mismo, mejorar las 370 millas entre recargas que ya es capaz de cubrir el vehículo, lo que llevaría más allá de los 600 kilómetros la capacidad de las baterías.

Según las informaciones que manejan los medios norteamericanos, la factoría que Tesla tiene en Fremont, California, parece que ha alterado sus turnos de trabajo para readaptar las líneas de ensamblaje, apuntando a que no hay producción ni de noche ni los fines de semana para proceder con este cambio de geometría. Recordemos que esta planta también debe acoger la producción del Tesla Model Y. Desde luego, adoptar la pantalla táctil e interior del Model 3 sería una buena forma de estandarizar procesos ya que el SUV también cuenta con la misma distribución.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.