Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Para expandir la movilidad eléctrica

Tesla permitirá recargar a cualquier otro coche eléctrico en la red Supercharger

Tesla siempre ha llevado la voz cantante en lo que a recarga se refiere, algo que cambiará tras anunciar que permitirá a otros coches acceder a sus Supercharger.

Tesla

La Sexta Tesla

Publicidad

Cuando pensamos en una marca de coches eléctricos, americana y con gajes suficientes como para marcar una nueva senda, solo podemos pensar en Tesla. Con esta premisa, la firma de Elon Musk siempre se ha mostrado muy recelosa de compartir cosas con otras firmas, hasta la fecha. Y es que Tesla acaba de anunciar que será a partir del año que viene cuando otros coches puedan hacer uso de su red de Supercharger.

Así lo ha comunicado la firma americana, aunque sin dar muchos detalles al respecto y de cómo se operará en su red de carga sin tener un Tesla. Y es que después de diferentes rumores acerca de esta posibilidad, por fin se hará palpable la opción de cargar nuestro coche eléctrico en la red de Supercharger pero, ¿a qué precio?

Hemos obtenido esta información a través de Electrek, quien afirma que Tesla ha establecido una relación con Noruega, anticipando así sus claras intenciones de ampliar la red de supercargadores para septiembre de 2022. A su vez, la firma de Musk también ha hecho lo propio con el Gobierno alemán, claro síntoma de que la propuesta será viable en diferentes países.

Y es que al fin y al cabo, a Tesla no le queda más remedio que cooperar con otros fabricantes para poder adaptar su red de Supercharger a otros vehículos. Sin lugar a dudas, esta función estará disponible de manera paulatina, desplegándose ordenadamente y en diferentes países, siguiendo un plan que tendrá como principales criterios el número de vehículos eléctricos vendidos y la demanda Tesla.

Con esta premisa, puede que España no se encuentre entre las prioridades del fabricante de coches eléctricos, dejándonos en la retaguardia para aplicar esta expectante ampliación. Al mismo tiempo, otra gran incógnita que nos ronda la cabeza es el precio a afrontar cuando nuestro coche no es un Tesla, puesto que se establecerá una tarifa de carga superior.

Publicidad