Después de unos meses muy complicados, la industria del automóvil vuelve, poco a poco, a recuperar el pulso. De esta manera, la administración pública ha lanzado una serie de medidas para favorecer la adquisición de vehículos nuevos, entre las que podemos encontrar el Plan Renove 2020, con la mayor dotación económica de la historia de los planes de ayuda, o el Plan MOVES II, centrado en la movilidad ecológica.

El Plan MOVES II avanza ya por su segunda edición, ofreciendo generosas subvenciones y ayudas para todos aquellos compradores que decidan pasarse a la movilidad más limpia. Una de las principales novedades de esta edición es, además, la no obligatoriedad de achatarramiento de un vehículo antiguo, lo que facilita el acceso a las subvenciones a un mayor número de potenciales clientes.

Tesla es una referencia en el segmento de la movilidad eléctrica: desde su llegada a España cada vez son más los conductores que deciden darle una oportunidad a una marca sin apenas historia que, sin embargo, ha demostrado que es capaz de ofrecer la mejor experiencia de movilidad cuando se trata de coches eléctricos. Con la llegada de su modelo más económico, el Model 3, la popularidad de la marca se ha multiplicado, pero su precio aún era demasiado alto como para acceder a las ayudas del Plan MOVES, que determinan un precio máximo antes de impuestos de 45000€ para los vehículos eléctricos.

Ahora Tesla ha anunciado que rebaja el precio de su Model 3 de manera que el precio de la versión de acceso, denominada comercialmente "Standard Range Plus", pasa a costar 49.000€ IVA incluido, lo que le permite acceder a las ayudas del Plan MOVES. Los clientes podrán acceder a partir de ahora a una ayuda de 4000€ si no achatarran ningún vehículo y a una ayuda de 5500€ si mandan al desguace un vehículo con una antigüedad mínima de 7 años. A éstas ayudas, Tesla añade 1000€ adicionales, de manera que el precio del Model 3 puede partir ahora de 42500€ ayudas incluidas.