Suzuki ya comercializa en nuestro país una versión híbrida presente tanto en el Ignis como en el Swift con una serie de ingredientes muy interesantes. De entrada, ambos se posicionan como los modelos con tracción total más asequibles del mercado español, se benefician de la etiqueta ECO de la DGT y gracias a la tecnología que integran ofrecen un alto grado de eficiencia.

Por ello, con este sistema híbrido SHVS (Smart Hybrid Vehícule by Suzuki) sumado al acabado de acceso a la gama (GLE), el Ignis arranca en 15.670 euros, mientras el Swift lo hace en 15.970. Ambos modelos reciben el propulsor 1.2 Dualjet de 90 CV, recién llegado a la marca japonesa. Este se combina con una batería adicional de iones de litio y un generador, que apoya al motor de gasolina. La energía producida en las frenadas o deceleraciones sirve para cargar dicha batería. Gracias a este sistema híbrido, tanto el Ignis como el Swift homologan un consumo de 5,7 l/100 km, según WLTP. Con el nuevo motor térmico, Suzuki cifra en un 5% el ahorro de combustible del Swift respecto a su predecesor.

Ambos modelos también se pueden equipar con el acabado superior (GLX) con un leve incremento en el precio final. En el apartado de conectividad aparece una pantalla táctil de 7 pulgadas, que permite la conexión de un smartphone al sistema de audio por bluetooth; además de un puerto USB compatible con MP3 y una ranura para tarjetas SD. Este sistema es compatible con Apple Car Play y Android Auto.

Tanto Ignis como Swift integran la tracción total inteligente AllGrip, que reparte automáticamente el par motor a las ruedas traseras al detectar perdidas de agarre en el tren delantero. Además, este sistema permite ahorrar combustible mientras se maximiza el comportamiento del vehículo y se aumenta la seguridad sobre el asfalto, en especial en pavimentos deslizantes o superficies nevadas. Para acentuar todavía más sus aptitudes fuera del asfalto, el Ignis cuenta con control de descensos, que ayuda a bajar pendientes pronunciadas a una velocidad sostenida de 10 km/h, sin necesidad de intervención por parte del conductor.