Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

PODRÍAN PERDER SUS VENTAJAS

La supuesta baja contaminación de los híbridos enchufables bajo la lupa de Europa

Suiza cree que contaminan tanto o más que un coche diésel.

Toyota Prius PHEV

Toyota Toyota Prius PHEV

Publicidad

El sector automovilístico está experimentando numerosos cambios, tales como una transición mecánica hacia una más sostenible. Así, nacen coches como los eléctricos o los híbridos enchufables, aunque estos pasen a la cuerda floja de Europa. ¿El motivo? Que Suiza y otros países consideran que contaminan tanto o más que un diésel.

Para ser más concretos, Suiza no ha dudado ni un segundo en retirar las ayudas de las que gozaban hasta la fecha los PHEV. Este movimiento ha provocado que sea la Unión Europea la que se replantee el efecto de estos vehículos sobre el medioambiente, pudiendo perder sus ventajas también en otros países.

Así, aquellos que quieran adquirir un híbrido enchufable ya no podrán beneficiarse de los más de 3.000 euros de ayuda que se ofrecían para la adquisición de un vehículo nuevo ni de los cerca de 2.000 euros destinados para los cargadores más potentes. Por supuesto, esta jugada ha generado un efecto dominó que se podría materializar, de momento, en Alemania y Francia.

Por norma general, las emisiones, consumo y autonomía de los PHEV se homologa bajo el ciclo WLTP. El problema es que mide siempre el escenario más favorable y eficiente, pero no todos los conductores llevan a cabo esa conducción ni podrán dados los cambios de tráfico y actitudes que adopten al volante.

No obstante, la empresa Impact Livign, contrada por el Cantón de Valais, ha deducido que los híbridos enchufables consumen hasta cuatro veces más que lo que sale reflejado en los datos proporcionados por WLTP. Esto ha derivado en la supresión de todas las ayudas que se proporcionaban hasta la fecha a estos coches.

En España, de momento, no se han pronunciado al respecto, pudiendo experimentar ayudas de entre 2.500 y 7.000 euros de descuento gracias al Plan Moves III. Alemania y Francia, donde el etiquetado se marca por emisiones de CO2 y no por mecánica como sucede en nuestro país, se plantean, de momento, aumentarlas exigencias a los fabricantes estableciendo una autonomía mínima en modo eléctrico superior.

Concretamente esto sucede en Alemania, donde la autonomía de los PHEV para recibir todas las ventajas ha de ser superior a 60 kilómetros, y se aumentará hasta los 80 kilómetros en 2024. Así, podríamos estar ante el fin de los híbridos enchufables, o al menos, ante el punto y final de sus ayudas.

Publicidad