Peugeot acaba de iniciar la comercialización del nuevo 208, y por el momento la acogida que está teniendo el utilitario francés es más que prometedora, especialmente para su versión eléctrica, que ha obtenido una demanda muy por encima de lo esperado. Sin duda una sorpresa que podría hacer cambiar los planes de producción de la marca.

Inicialmente los analistas de Peugeot barajaban que solamente el 10% de las ventas de la nueva generación del 208 corresponderían al modelo eléctrico, pero lo sucedido es que una cuarta parte de los pedidos anticipados eran del e-208, y que la mitad de los 40.000 clientes potenciales recibidos estaban interesados en dicha versión. Los propios dirigentes de la marca admiten que posiblemente este éxito se deba a la expectación inicial y que con el tiempo la demanda baje hasta estabilizarse en un porcentaje más reducido.

Cumpliendo con el 10% de ventas previsto, la producción del e-208 ya sería rentable para Peugeot, lo cual esta gran aceptación del mercado será sin duda motivo de celebración en la sede parisina. Desde la marca apuntan que si fuera necesario podrían incluso elevar la producción hasta el 20% de las casi 300.000 unidades que se fabricarán al año de esta nueva generación.

El Peugeot e-208, asentado sobre la plataforma e-CMP, cuenta con una potencia de 136 cv y una batería de 50 kWh, que le concede una autonomía de hasta 340 km según el ciclo WLTP. En España su precio de partida es de 29.850 €, sin tener en cuenta promociones ni ayudas del gobierno; una cantidad casi 10.000 euros superior al precio del que parte el 208 gasolina 1.2 PureTech de 130 cv.