Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

TAN SOLO HABRÁ ELÉCTRICOS

Stellantis degolla a las variantes de combustión de sus furgonetas para venderlas como eléctricos

Estamos ante el principio del fin de la gasolina y diésel en Stellantis.

Citroën ë-Berlingo 2021

Citroën Citroën ë-Berlingo 2021

Publicidad

Las jugadas de las marcas hablan por sí solas, dejando claro que siguen el plan de ofrecer una gama de vehículos electrificada antes de 2030. Y es que ha sido ahora Stellantis quien ha dado el siguiente paso al anunciar que su gama de furgonetas pierde tanto los motores gasolina como diésel, dejando única y exclusivamente en opción las versiones eléctricas, a excepción de las variantes industriales, que sí gozan del elenco de motores que conocíamos hasta la fecha.

Así es como el gigante automovílistico quiere dar constancia de su paso hacia la electrificación. Bien es cierto que todas sus filiales cuentan en la actualidad con un vehículo electrificado, a excepción de Alfa Romeo y Lancia, que se encuentran en proceso de cambio. No obstante, han decidido cortar por lo sano por un segmento muy concreto.

De esta manera, las Citroën Berlingo, Peugeot Rifter y Opel Combo dejan atrás todas sus mecánicas gasolina y diésel exceptuando a sus correspondientes versiones industriales. Esto también afecta a los modelos grandes del grupo, ofreciendo también con solo motor eléctrico a las Spacetourer, Traveller y Zafira Life.

Esto significa que, en el caso de las furgonetas pequeñas, nos encontramos con un motor de 136 CV y 250 Nm de par con una autonomía, según el ciclo WLTP, de 280 kilómetros. Por su parte, las furgonetas más grandes recurren al mismo motor pero con un ligero aumento del par hasta los 260 Nm y con una pérdida de autonomía, que se queda en unos más modestos 238 kilómetros.

Sin embargo, Toyota, marca que fabrica en colaboración con Stellantis las ProAce City y ProAce Verso, seguirá ofreciendo mecánicas diésel, gasolina y eléctrica. Esto se debe a que las emisiones totales de la firma nipona son lo suficientemente bajas como para seguir comercializando vehículos con motores de combustión, incluso diésel.

Así, el resto de Stellantis derivará los últimos coletazos de sus motores gasolina y diésel a turismos, quienes siguen ofreciendo estas mecánicas. No obstante, será más pronto que tarde cuando en su gama tan solo nos encontremos con coches híbridos y eléctricos.

Publicidad