Es uno de los soplos de aire fresco dentro de la industria del automóvil norteamericano. Rivian entró con fuerza y convicción para hacerse un hueco dentro del apartado de vehículos destinados a fines recreativos fuera del asfalto e incluso disputarle una parte del mercado a otros titanes en el mercado estadounidense como la Ford Raptor o la recién presentada F-150. Precisamente en el día en que se mostraba la nueva generación de esta última, Rivian se propuso robarle algo del protagonismo con la presentación en la que se puede ver a la R1T pasando importantes pruebas de capacidad en off-road.

Es hora de romper por tanto con los convencionalismos del automóvil eléctrico solo definido para la ciudad y para ello Rivian no ha tenido ninguna duda a la hora de enfrentar a su pick-up eléctrica no solo a terrenos arenosos, sino también a trialeras y a descensos plagados de roca para mostrar que un 4x4 también puede afrontar con garantías este tipo de terrenos tan extremos y que no solo tiene las capacidades para ello, también las protecciones necesarias para que las baterías o los motores eléctricos (uno por cada rueda) no se vean seriamente afectados.

Rivian R1T eléctrica | Rivian

Las pruebas, que se han llevado durante el pasado fin de semana, pretenden terminar de mostrar que estamos realmente ante una alternativa a las pick-up tradicionales de motor de combustión interna, aunque habrá que esperar a 2021 para ver qué producto llega definido, no sería de extrañar que Rivian saque al mercado distintas versiones de la R1T, alguna más aventurera.

Ahora las dudas que se suscitan son acerca de la verdadera funcionalidad de un vehículo eléctrico con grandes capacidades off-road a la hora de alejarse del asfalto y de encontrarse con la dificultad para recargar debido a la inexistencia de puntos para ello. También se requerirá de un cálculo de autonomía que deberá ser lo más preciso posible cuando nos encontremos realizando ciertas acciones en condiciones extremas que puedan llevar a que las baterías se vacíen rápidamente por calor, o por el uso intensivo de los motores tan propio de la exigencia producida en este tipo de excursiones.