Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

DE LOS ÚLTIMOS MODELOS CON MOTOR DE GASOLINA

Primera toma de contacto con la nueva generación del Bentley Flying Spur

Esta semana en Centímetros Cúbicos conocemos el último modelo de la nueva generación del Bentley Flying Spur.

Publicidad

En Centímetros Cúbicos nos ponemos al volante de la nueva generación del Bentley Flying Spur, probablemente sean de los últimos modelos en incorporar motores gasolina, de los de toda la vida, potentes y con muchos cilindros.

Se avecinan cambios incluso en los sectores más 'premium del automóvil' y, ni siquiera marcas como Bentley, escapan de las nuevas y estrictas medidas de contaminación.

Prueba de ello es que hace unos meses anunciaron que, para 2030, no fabricarán ningún modelo con un motor de combustión debajo del capó, incluidos los híbridos enchufables. Por lo tanto, su futuro se parece más a lo que mostraron con el prototipo EXP 100 GT, una propuesta que adelantaba cómo iban a ser sus modelos para el año 2035: 100% eléctricos y autónomos.

Y, aunque de momento no tenga cambios en ese aspecto, sí los tiene a nivel estructural y estético, incorporando un nuevo monocasco, lo último en tecnología para el chasis y una nueva línea, con parrilla más ancha y agresiva, faros delanteros con tecnología Full LED Matrix y llantas de hasta 22 pulgadas con frenos sobredimensionados.

Nos subimos en la nueva variante V8 biturbo de 550 caballos del nuevo Flying Spur, un coche diseñado para conducir disfrutando mucho y, también para que te lleven, con la mayor comodidad y tecnología.

Su motor es ya conocido, ya que lo incorporan otros modelos del Grupo Volkswagen, como los Porsche Panamera o Lamborghini Urus, posicionando a esta versión como variante de acceso y dejando al W12 como tope de gama.

El comportamiento del W12 es muy diferente al de este V8. Lógicamente, este último, tiene que tirar de sobrealimentación para tener una patada similar. Pero eso no quita que sea un auténtico misil, porque el par máximo está disponible a partir de 2.000 y también es una gozada acelerar a fondo con él.

Y así lo confirman sus cifras: 0-100 kilómetros-hora en 4,1 segundos y una velocidad máxima de 318 kilómetros-hora. El consumo tampoco es disparatado, siendo de 12,7 litros a los 100, gracias a que su V8 cuenta con desconexión de cilindros, pasando en baja de 8 a 4 para ahorrar combustible. Nada mal para un modelo de 5,3 metros de largo y 2.330 kilos de peso.

Posiblemente sea uno de los mejores en su categoría. Pero parece que ser bueno no basta, y hay que estar constantemente innovando. Echaré de menos este tipo de mecánicas, aunque también tengo curiosidad de como será el Bentley Flying Spur del futuro.

Vuelve a ver el programa de Centímetros Cúbicos completo en Atresplayer.

Publicidad