Los coches eléctricos están multiplicando su presencia en los últimos meses, gracias sobre todo a una completa explosión en la tecnología de baterías y motores eléctricos que permiten un uso mucho más continuado y, sobre todo, despreocupado en nuestro día a día, con la evidente ventaja en cuanto a emisiones contaminantes de carácter local.

Tanto es así que marcas que hasta la fecha habían renegado de los coches eléctricos se han lanzado a la electrificación de su gama, siendo Mazda uno de estos fabricantes. Hasta hace poco tiempo Mazda sólo contaba con motores térmicos en su gama, y a día de hoy cuenta con varios motores con sistemas microhíbridos. Ahora, dentro de apenas una semana, el fabricante japonés presentará su primer modelo 100% eléctrico de producción.

Se tratará de un crossover con forma coupé, muy en línea con la demanda actual del mercado, que busca modelos polivalentes pero con una estética robusta y dinámica. Estéticamente no sabemos mucho más, pero la marca ya ha hecho pública alguna imagen, como la que ilustra este artículo, en la que se deja ver la consola central del eléctrico de Mazda, fabricada con materiales nobles y con un estilo muy minimalista.

Mecánicamente sí sabemos que el eléctrico de Mazda contará con unas baterías de iones de litio con una capacidad que rondará los 40 kWh, suficientes para una autonomía real superior a los 200 kilómetros. Ofrecerá también la posibilidad de cargar en puestos de carga rápidos de hasta 50 kW, una cifra que, si bien es elevada, comienza a ser el estándar entre la competencia. Las primeras unidades llegarán en verano de 2020, aunque aún quedan unos cuantos días para conocer todos los detalles del nuevo Mazda eléctrico.