Aunque recientemente Land Rover hablaba sobre su futuro en clave eléctrico señalando la importancia del híbrido enchufable en la actualidad y el potencial de la pila de combustible de Hidrógeno en el futuro, la firma británica lanzará su primer coche eléctrico a baterías en 2021. Se trata de un movimiento muy importante para la marca, siguiendo los pasos de Jaguar y el Jaguar I-Pace para reducir las emisiones de sus modelos, pero sin perder la identidad de la marca en cuanto a prestaciones, diseño y posibilidades todocamino.

El primero eléctrico de Land Rover será un Range Rover y será un modelo completamente nuevo diseñado para ser un coche de carácter más urbano, aunque manteniendo las posibilidades todocamino como sucede con todos los modelos de la marca. Su posicionamiento en el mercado será similar al del actual Range Rover Evoque, aunque ofreciendo un diseño y planteamiento diferenciado al partir de una plataforma específica desarrollada para vehículos de propulsión 100% eléctrica.

Jaguar I-Pace | Jaguar

Los planes de Jaguar Land Rover en materia de reducción de emisiones hablan de un futuro cargado de nuevos lanzamientos de semihíbridos, híbridos enchufables y eléctricos. Mientras el Jaguar I-Pace ha sido el primer gran paso del grupo en este sentido, de aquí a finales de 2020 veremos llegar versiones híbridos enchufables en Defender, Discovery Sport y Evoque, descubriendo en 2021 la llegada del primer Land Rover 100% eléctrico y un nuevo Jaguar XJ eléctrico que se posicionará como principal alternativa de Porsche Taycan o Tesla Model S.