Aunque era un secreto a voces, Porsche no se había pronunciado acerca de la llegada de la versión eléctrica del Macan. La confirmación oficial de la marca alemana ha llegado en la junta general de accionistas en las que se presentan los resultados de la firma: la producción del Porsche Macan eléctrico arrancará en 2022 y empezaremos a ver las primeras unidades un año después, en 2023.

Porsche no es una excepción y cuenta con su propio plan para electrificarse, seguir el ritmo del sector y, sobre todo, cumplir con las normativas de emisiones. Sus intenciones pasan por lanzar al mercado un modelo eléctrico o híbrido enchufable cada año. Por lo tanto, a la versión electrificada del Porsche Taycan le seguirán otras tantas.

Porsche Macan | Porsche

Aunque los rumores habían señalado el 2021 como el año en el que veríamos el Porsche Macan eléctrico, la publicación alemana Automobilwoche ha puesto sobre la mesa unas fechas algo más realistas: la producción de este SUV dará el pistoletazo de salida en 2022 para llegar a las calles y carreteras en 2023. Un momento propicio para competir con nombres como el Ford Mustang Mach-E GT o el BMW iX3, entre otros.

La plataforma PPE

Este proyecto cuenta con una inversión de 600 millones destinados la adaptación de la línea de producción del actual Macan. De su versión cero emisiones sabemos que estará asentada sobre la plataforma PPE, una base destinada a coches eléctricos que se ha inspirado en la J1 estrenada en el Porsche Taycan y que está desarrollando junto a Audi. No en vano, será la que use el Audi e-tron GT.

Esta plataforma tiene la capacidad de dar forma a vehículos de tracción trasera y total. Estos últimos estarían equipados con dos motores eléctricos dispuestos en los dos ejes y, previsiblemente, será la configuración destinada al Porsche Macan eléctrico. Contará con una arquitectura motriz y de software de desarrollo propio y, además, el chasis será completamente nuevo ya que el objetivo es trabajar de forma especial la aerodinámica.

Porsche Macan | Porsche

Convivir con la combustión

La versión eléctrica del Porsche Macan convivirá con las variantes de combustión. Una decisión que se entiende con los números a la vista: representa el 36% de las ventas de la marca alemana. En efecto, se trata del modelo más comercializado y sólo en 2019 se matricularon 99.944 unidades. Es evidente que cualquier decisión de Porsche sobre el Macan se tomará con la debida cautela y se estudiará al detalle.

Por lo tanto, reducir la oferta del Macan a su versión EV podría afectar negativamente a las ventas porque se trata de una variante más cara que las convencionales. Todo apunta a una convivencia que durará varios años hasta que el rumbo del sector y las normativas acaben imponiendo la existencia de los modelos con cero emisiones.