Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Jornada sobre descarbonización organizada

La patronal de los vendedores de coches aseguran que los diésel y gasolina de última generación "son necesarios"

La vicepresidenta ejecutiva de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Marta Blázquez, ha afirmado que la transición ecológica necesita a los vehículos con diésel y gasolina de última generación.

Repostar tu coche

Pixabay Repostar tu coche

Publicidad

Blázquez ha señalado, en una jornada sobre descarbonización organizada por la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), que hay que "quitar a los fumadores de la sala", ya que de los 25 millones de coches rodantes, hay más de 15 millones que en la actualidad tienen más de 10, 15 y 20 años que generan unas emisiones "horrorosas" que no se pueden paliar solo con la disposición de coches eléctricos.

"Hay que hacer un esfuerzo de una transición justa de darle la oportunidad a estos clientes que tienen un coche de 20 años pero no pueden permitirse un salto al eléctrico, porque no puede gastarse más de 30.000 euros. Actualmente, no está al alcance de todos los bolsillos", ha puntualizado. La vicepresidenta ejecutiva de Faconauto ha apuntado que también hay que aplicar las nuevas tecnologías para que fomenten usos inteligentes en la movilidad, y así contribuir a regular la circulación y a descongestionar el tráfico.

Electrolineras y coches eléctricos: ¿cuál es el ahorro en comparación con los diésel y gasolina?

Por otra parte, Blázquez ha destacado que los concesionarios tienen que convertirse en el primer 'driver' de la descarbonización, trasladando la información al cliente y ajustando el perfil del mismo a la tecnología, producto o vehículo que más se adapte a sus necesidades.

Por último, la representante de Faconauto ha recordado que en la actualidad los concesionarios son la principal red de recarga en España de vehículos eléctricos, con 2.500 puntos, añadiendo que para el año 2020 habrá más de 12.500 de estos puntos de recarga para superar la barrera de la infraestructura necesaria para coches eléctricos.

Publicidad