Centímetros Cúbicos » Híbridos y Eléctricos

Una propuesta de lo más cañera

Opel Rocks E-XTREME: la fantasía urbana definitiva

Seguro que ya conoces el Opel Rocks-e, pero también estamos seguros de que la propuesta de este diseñador alemán para el pequeño urbano de la marca del rayo no va a dejarte indiferente

Opel Rocks E-XTREME

Lukas Wenzhöfer Opel Rocks E-XTREME

Publicidad

La movilidad urbana está cambiando a pasos agigantados, y cada vez son más las personas que deciden aparcar su coche tradicional para utilizar otros métodos de transporte personal, con los microcoches eléctricos en claro auge. Un buen ejemplo de ello son los Citroën AMI y Opel Rocks-e, dos pequeños biplazas eléctricos que se pueden conducir desde los 14 años y que gracias a su pequeño tamaño y motor eléctrico, resultan ágiles y prácticos en ciudad.

Es evidente, eso sí, que no se trata de los vehículos más emocionantes del momento, sino de pequeñas herramientas de movilidad con las que desplazarse de un punto A a un punto B con cierta rapidez y bajo coste. Un diseñador llamado Lukas Wenzhöfer ha decidido elaborar, bajo su batuta, una propuesta basada en el Opel Rocks-e con mucha más emoción y un punto extra de rebeldía. Se denomina Opel Rocks E-XTREME, y sin duda llama la atención.

¿Qué es el Opel Rocks E-XTREME?

Opel Rocks E-XTREME
Opel Rocks E-XTREME | Lukas Wenzhöfer

La propuesta busca emocionar, y lo busca haciendo del pequeño urbanita eléctrico la máquina 4x4 definitiva, con una estética agresiva que se concentra en un frontal rediseñado y en unos ejes ensanchados tanto delante como detrás. Por si fuera poco, una jaula de seguridad exterior y un gigantesco alerón posterior hacen que el resultado sea auténticamente llamativo.

No existen imágenes interiores de la propuesta, una propuesta que sin duda recuerda a la que antaño hiciesen, en este caso desde el propio fabricante, con el Renault Twizy F1, un pequeño biplaza con algo más de potencia -17 CV en la versión de calle que aún se comercializa- y que, tras el "tratamiento" recibido por la gente de Renault Sport aceleraba de 0 a 80 km/h en apenas un puñado de segundos, todo ello aderezado con una llamativa carrocería color amarillo y, una vez más, un generoso alerón posterior.

Publicidad